Leben Pur - Pure life - Pura Vida
 published: 2009-05-22

Visita al Santuario Original de Schoenstatt

Un testimonio de Marco Antonio Gonzáles, de Paraguay, Médico Gineco obstetra y perinatólogo, que desde 2005 pertenece al Movimiento, y actualmente está en la candidatura de la Federación de Familias

 

Juni 2006, während der Fußball-Weltmeisterschaft: Ehepaar González am Urheiligtum

Junio de 2006, durante el mundial: los González en el Santuario Original

June 2006, during the Soccer Championship: the González at the Original Shrine

Juni 2006, während der Fußball-Weltmeisterschaft: Ehepaar González am Urheiligtum

 

Bei der Weihe des Hausheiligtums
 

Bendición del Santuario Hogar

Home Shrine Blessing

Bei der Weihe des Hausheiligtums

  Der weiße Rosenstrauch als Wegweiser der anderen Art
 

El rosal indica el camino

The white rose showing the way

Der weiße Rosenstrauch als Wegweiser der anderen Art

  Im Heiligtum der Familien
 

En el Santuario de las Familias

In the Shrine of the Families

Im Heiligtum der Familien

  Vor dem Heiligtum der Familien
 

Frente del Santuario de las Familias

In front of the Shrine of the Families

Vor dem Heiligtum der Familien

  Begegnung mit Pater Kentenich
 

Encuentro con el Padre Kentenich

Meeting Father Kentenich

Begegnung mit Pater Kentenich

Mit Anneliese Nuño
 

Con Anneliese Nuño

With Anneliese Nuño

Mit Anneliese Nuño

Fotos: González © 2009

 

 

Era junio de 2006 en que tuvimos la oportunidad de visitar Alemania para el mundial de Fútbol y dentro de nuestros planes teníamos la visita al Santuario original de Schoenstatt. Un domingo a la mañana decidimos ir, estábamos alojados en una pequeña ciudad llamada Weslar no tan lejana de ese sitio.

Preguntamos en el hotel y nos dijeron, para nuestra sorpresa, que no conocían el lugar.

Pero nosotros estábamos decididos a conocer el Santuario original y decidimos viajar hasta Coblenza por tren que queda a 15 Km. aproximadamente de Vallendar lugar a orillas del Rin.

Compramos el Boleto para Frankfurt para tomar la conexión y antes de subirnos a nuestro tren vimos que existía un tren directo de Weslar a Coblenza que por desconocimiento del idioma alemán no nos dimos cuenta. 

En busca del Santuario

A pesar del trasbordo llegamos a Coblenza, preguntando un poquito nos señalaron donde tomar un autobús para llegar a Vallendar, en nuestra ansiedad por llegar nos bajamos un poco lejos... en la costa del río Rin y de allí comenzamos a caminar en busca del Santuario, llegamos un domingo a la siesta, no se veía a nadie por la calle y en un momento nos sentimos perdidos, Marta que es mi esposa comenzó a rezar para que la Mater nos envíe una señal, que no tardo en aparecer; en forma de rosales blancos con un lindo aroma!!! La rosa blanca " casualmente" es el símbolo de nuestro grupo original,  se llamaba LUZ DE MARIA, fue tanta nuestra emoción en ese momento que Marta dijo que lo único que falta es que ahora salga una monjita y nos lleve de la mano al Santuario. No pasaron dos cuadras, que  saliendo de un colegio nos encontramos con una Hermana polaca, que entendía nuestro Inglés básico , se puso en medio nuestro y nos tomó del brazo  llevándonos junto a una Hermana de lengua portuguesa con quien nuestra comunicación fue mucho más fluida.

Conocer el SANTUARIO nos llenó de emoción y alegría, tanto que, como es un lugar de adoración perpetua, ¡tuvimos que alejarnos un poco para manifestar nuestro contento!

Allí tuvimos una guía de lujo, la señora de Nuño, del Instituto de Familias, que nos llevo a recorrer los distintos santuarios con sus dependencias.

Así conocimos la Iglesia de la Adoración, donde en la Sacristía esta sepultado el Padre Kentenich, fundador del Movimiento.  Colocamos nuestros capitalarios y cartitas de nuestros hermanos de grupo en la alfombrita que esta al lado de la tumba y firmamos el libro de visitantes, allí recibimos un regalo más: un grupo de Hermanas, estaba terminando la Adoración y pudimos escuchar un coro de voces realmente maravilloso que fue como trasportarse al cielo

Ese día de junio de 2006 fue realmente bendecido y será inolvidable en nuestras vidas

Seguimos recorriendo los distintos montes y pudimos traer algunos folletos y recuerdos del lugar. En un momento dado, nuestra guía aparentemente, desconfió un poquitos de los extraños, vestidos en ropas deportivas... pero al rezar juntos la oración de confianza... todo se aclaró, ¡fue nuestro Santo y Seña!

La experiencia de nuestro viaje fue verdaderamente extraordinaria, tanto que salimos del lugar cercano a las 21 h., con un sol todavía presente en la primavera alemana.

Ese día de junio de 2006 fue realmente bendecido y será inolvidable en nuestras vidas; conocimos el lugar donde nació el Movimiento que bajo la protección de Maria quiere dar a todo el mundo la transformación de la vida y las familias en Cristo, para ser realmente Hombres Mujeres y Familias Nuevas, comprometidas a través del apostolado en servir a nuestras comunidades para un mundo mejor.

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 22.05.2009