Nachrichten - News - Noticias
 published: 2009-05-29

Un fin de semana para Padre e Hijo

Fin de Semana Padre-Hijo: una iniciativa que evoluciona

 

Abenteuer für Vater und Sohn

Una aventura para padres y hijos

An adventure for fathers an sons

Abenteuer für Vater und Sohn

 

Geschafft!

Logramos...

We made it!

Geschafft!

 
Zeit zum Reden  

Tiempo de hablar…

Time to talk

Zeit zum Reden

 
Zeit zum Nachdenken  

Tiempo de pensar...

Time to think...

Zeit zum Nachdenken

 
Es lohnt sich  

Vale...

It’s worth while...

Es lohnt sich

Fotos: StckXchnge/faszintour © 2009

 
   

ALEMANIA, mkf. "Aún se les iluminan los ojos cuando se les habla al respecto luego de unos años…" A Edwin Bertrand del Instituto de Familia de Schoenstatt también se le iluminan los ojos mostrando entusiasmo cuando habla del Fin de Semana Padre-Hijo que desde hace unos años lleva a cabo el Movimiento Familiar de Schoenstatt en conjunto con la Rama de Juventud Masculina de Schoenstatt (SMJ – Schönstatt-Mannsjugend, por sus siglas en alemán). En una canoa en pareja hacia el interior del Valle de Ötztal… Padre e hijo solos en medio de las aguas enfurecidas: aventura pura y real. Y es sólo el comienzo…

Entonces ¿un Padre y un hijo? ¿Dos hijos no? ¿Qué sucede si la madre también desea asistir? ¿Nada que hacer? Edwin Bertrand sacude su cabeza en la mesa de la Oficina de Prensa de Schoenstatt. Un padre. Un hijo. Y queda claro, que aquí se trata de un punto escencial del Fin de Semana Padre-Hijo. "Para que así la atención brindada al individuo, según sea el caso, se convierta en una experiencia…"

Padres que no se enceuntran a menudo en casa, se toman un fin de semana entero y lo dedican a su hijo – para un hijo de entre 10 y 14 años "simplemente para fortalecer la relación antes de la pubertad" o para un hijo de más de 14, con la intención de tocar temas difíciles, cómo la sexualidad, bajo una atmósfera de confianza.

Juntos – Aventura Pura

¿Ahora se sientan padres e hijos un fin de semana entero para darle vuelta a problemas? De ninguna manera. El tour en canoa - en el Valle del Danubio o en el Ötztal – es simplemente parte de eso. "Padres e hijos en un bote! A menudo necesitan al menos media hora hasta que puedan remar y encuentren su ritmo. El viaje es una experiencia conjunta, como quizás hace mucho no comparten" según observa Edwin Bertrand. Empaparse juntos, hundirse y regresar al bote, tragar agua y retomar el viaje, son c osas que que relajan y forjan el compartir. Luego también hay un espacio para preguntas, conversaciones, historias de experiencias con Dios y finalmente un lazo entre padre e hijo para bendiciones mutuas.

Edwin Bertrand, asegura que tal experiencia padre e hijo puede llevar a una nueva base inolvidable para ambos y que algunos llevan consigo por mucho tiempo…

Y pues sí, aún quedan campos disponibles para este año.

Traducción: Josef Sauter, Costa Rica

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 02.06.2009