Nachrichten - News - Noticias
 published: 2009-04-03

Experiencia de Cenáculo

Conferencia 2014: El P. Iván Simicic, Director del Movimiento de Schoenstatt de Chile, sobre el espíritu de comunión que se vivió en estos días del febrero en Schoenstatt

 

Die Delegation von Chile bei der Konferenz 2014 – P. Iván Simicic rechts

La delegación de Chile en la Conferencia 2014 – el P. Iván Simicic al lado derecho

The delegation of Chile in the Conference 2014 – Fr. Iván Simicic on the right side

Die Delegation von Chile bei der Konferenz 2014 – P. Iván Simicic rechts

 

Coenaculum Konferenz 2014

Cénaculo de la Conferencia 2014

Cenacle of the Conference 2014

Coenaculum Konferenz 2014

Fotos: K. Fischer © 2009

 
   

K2014, P. Iván Simicic. Con la llegada del mes de marzo, vuelve con toda su intensidad el ritmo de la vida cotidiana que había experimentado una pausa reparadora en los meses de enero y febrero. Me gustaría mencionar algo que sucedió a comienzos de febrero: la Jornada de Planificación de los 100 años de la fundación de Schoenstatt (2014). Yo quisiera destacar aquí un aspecto: el espíritu de comunión que se vivió en esos siete días de intenso trabajo.

Una comunión que se experimentó entre los participantes durante los momentos de oración, de intercambio, de diálogo comprometido y respetuoso que se llevó a cabo en los trabajos de las comisiones, en el plenario, en los momentos de recreación, durante las conversaciones de pasillo o alrededor de una mesa. Se dijo muchas veces que vivíamos un ambiente de cenáculo. Un ambiente de unidad y de oración en torno a la Virgen para implorar los dones del Espíritu Santo, que nos permitieran descubrir el querer de Dios para la preparación más adecuada de la Familia de Schoenstatt Internacional al jubileo de los 100 años de su fundación.

El proceso que vivimos

El proceso que vivimos los delegados pertenecientes a los 32 países participantes en esta jornada nos permitió experimentar la diversidad que se hacía unidad al encontrarnos en las conclusiones que iban surgiendo a partir de nuestro trabajo común en forma unánime, espontánea, rápida y sorprendente. Pienso que esto es posible cuando las personas que se reúnen, provenientes de latitudes y lenguas diferentes, poseen la misma vivencia fundamental, se alimentan de las mismas fuentes y hacen un esfuerzo por analizar la vida real existente entre ellos. Por eso es que pudimos experimentar esta comunión particular entre las diversas comunidades representadas, que siendo autónomas y originales se hacían una familia en el Padre y Fundador, en la vida que él había gestado en todas y cada una de las comunidades presentes. De esta manera nos sentíamos también confirmados en la tarea de llevar el carisma y la misión del Fundador en forma cada vez más decidida a los pueblos de los cuales provenimos.

Prepararnos a das los próximos pasos

Si resumimos toda esta experiencia de cenáculo de la jornada internacional en Schoenstatt, puedo afirmar que ha sido dado el primer paso hacia una celebración del jubileo de la fundación, que esperamos reporte muchas gracias a la Familia de Schoenstatt, a la Iglesia y a la sociedad. Ahora tenemos que prepararnos a dar los próximos pasos inspirados en esta experiencia de cenáculo que nos fue regalada en esos días muy especiales de febrero.

Editorial de la revista Vínculo, marzo de 2009

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 03.04.2009