Nachrichten - News - Noticias
 published: 2009-04-30

Peregrinos del Santuario

El grupo 13 de matrimonios de Costa Rica encontró su nombre

 

Die Gruppe “Heiligtumspilger” in Costa Rica

Grupo: Peregrinos del Santuario, en Costa Rica

Group “Shrine Pilgrims” in Costa Rica

Die Gruppe “Heiligtumspilger” in Costa Rica

Foto: Montero © 2009

 

COSTA RICA, Federico González Pinto. Hay una alegría grande en toda la familia de Schoenstatt de Costa Rica. El grupo 13 de matrimonios encontró su nombre y ahora se llamará: Peregrinos del Santuario. Espontáneamente, muchos de los que estuvieron en la Conferencia 2014 y escucharon el nombre, se emocionaron… ¿No es esto lo que en estos años, rumbo al centenario de la Alianza, debe y quiere ser toda la familia de Schoenstatt? Peregrinos del Santuario, peregrinos del Santuario Original…

Uno de los "Peregrinos del Santuario" cuenta el momento en que descubrieron su nombre y misión:

Hoy tuvimos un amanecer sobrenatural y milagroso… eran las cinco en punto, cuando en la selva el crepúsculo matutino se refresca con el sereno suave y sosegado de la noche ida, creando matices cuyas tonalidades se mezclan con el colorido de las aves y su canto melodioso, en conjugación armoniosa, casi perfecta, con el aullido sonoro de los monos. Todo ello se funda sublimemente y se eleva ante Aquel, que es Señor y Creador del Universo.

Ese día, sábado 25 de abril del 2009, como todos los días, al abrir nuestros ojos y escuchar tan melódica sinfonía, el alma y todos nuestros sentidos se unen para recordarnos que la vida y todo es un regalo precioso de Dios, y en ferviente oración dialogamos con nuestro Padre amoroso en compañía de nuestra tierna Matercita. 

El génesis de un día muy especial

Esa mañana era el génesis de un día muy especial, pues Vanessa y yo esperábamos en nuestra Reserva Biológica a nuestros hermanos schoenstattianos del Grupo 13. En nuestro oratorio familiar dimos gracias a Dios por todo y le pedimos que junto a nuestra Matercita y los Santos Ángeles, nos acompañaran y nos guiaran durante toda la jornada.

Tener amigos queridos con quien disfrutar y hermanos a quienes servir era nuestra meta como anfitriones.

Cada uno de los del grupo fueron llegando, como puestos de acuerdo, a la misma hora. Entre abrazos y sonrisas nos trasladamos a la terraza para compartir lo que entre todos aportamos para el disfrute. Que fácil y que hermoso es poder conversar entre hijos de Dios, donde todo lo que fluye es sano y todo lo que se dice sale del corazón, puro y limpio. Hablamos, como bien dice Manfred, de la familia, de Schoenstatt, de religión, del trabajo, de política, deportes. Todo lo que se dijo y se hizo fue ante la mirada amantísima de nuestra Matercita… con Cristo y en familia realmente se disfruta. Quise prepararles con mucho cariño una paella, que fue compartida y saboreada por todos los presentes.

Erizada e impactada

Luego, nuestros queridísimos monitores, Nella y Manuel Emilio, siempre con ese carisma, ese don de enseñanza y entrega, como uno más del grupo, nos reunieron para hacer un Taller. Fuimos a un lugar que para mí es muy especial, pues allí suelo meditar y pedir perdón a Dios por mi pequeñez, con el ruego constante de Su ayuda para lograr algún día mi santidad personal, en agradecimiento a Jesús, por entregar su vida y por amarnos tanto. 

Luego, al finalizar la dinámica y por el frescor del atardecer, decidimos que lo mejor era ir al salón para continuar con los resultados de nuestra dinámica. Empezamos con una oración, invocando la presencia del Espíritu Santo y la presencia intercesora e influyente de nuestra Matercita.

"Todavía estoy "erizada e impactada" por el desarrollo del proceso para decidir el nombre de nuestro grupo. Aunque coincidíamos en muchas respuestas que se unificaban al priorizarlas, la verdad que parecía que no se estaba dando el nombre. Hablábamos de fraternidad, hombre nuevo, camino, peregrinos, intercesores, misioneros, crecimiento espiritual, transformación, solidaridad, compromiso, autoformación, crecimiento orgánico... pero el nombre no se aclaraba...", cuenta Vanessa. "Ya lo íbamos a dejar para reflexionar sobre todo el taller y darnos otra oportunidad en la siguiente reunión, cuando Nella sacó el tema de que los pilares de Schoenstatt son: la Matercita, el Padre Kentenich, el Santuario... y saltó la "causa segunda", canal del Espíritu Santo, personificada en Ana Cecilia, cuando muy convencida, seria y con autoridad dijo: "Peregrinos del Santuario".

Siguió Olga afirmando como quien descubre un tesoro: "Ese es". 

Todos mostramos una afirmativa posición, llena de emoción, acción de gracias, unidad... Un sentimiento comparable a cuando una familia espera el nacimiento de un bebé y se oye el ansiado llanto... ¡y todos se felicitan!"

La puerta de la victoria

Se vio la mano de Dios y de la Matercita, guiándonos a esclarecer y establecer la misión que ya estaba en su plan desde la eternidad. Lo que me impacta es que si esta misión es inspirada por Nuestro Padre y contamos con las gracias de la Mater, entonces nuestro sí y el deseo de servir con humildad abre la puerta de la victoria para que el Santuario de Schoenstatt en Costa Rica para el área Centroamericana sea una realidad.

Luego nos obsequió con un lema, que nos recuerda las virtudes de nuestra Madre y que nos exige a cada uno de nosotros un fuerte compromiso: "humildad y servicio".

Terminamos dándole gracias a Dios por su presencia palpable y en oración nos comprometimos a servirle y a servir a nuestra Iglesia a través de nuestra familia schoenstattiana.

Finalizamos ya de noche, compartiendo bocadillos y amistad, entre el tintinear de la luciérnagas y las estrellas del firmamento.

Peregrinos del Santuario (Original) abrirán las puertas aún cerradas… 

 

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 30.04.2009