Nachrichten - News - Noticias
 published: 2009-03-13

Por una cultura de la alianza capaz de un "cambio de paisaje"

KONFERENZ 2014: Entrevista a la Hermana Elizabet Parodi – Delegada de Paraguay en la conferencia 2014

 

“Man spürt deutlich, wie sich in einem Monat Klima und Landschaft um Schönstatt verändert haben”: Urheiligtum am 13. März mit einem Hauch von Frühling...

“Se nota claramente la diferencia en el clima y en el paisaje en torno de Schoenstatt”: el Santuario Original  el 13 de marzo, con un toque de primavera

“You can see how climate and landscape around Schoenstatt changed during the last four weeks”: the Original Shrine, March 13, with spring in the air...

“Man spürt deutlich, wie sich in einem Monat Klima und Landschaft um Schönstatt verändert haben”: Urheiligtum am 13. März mit einem Hauch von Frühling...

 

Schw. M. Elizabet Parodi mit der Delegation aus Paraguay

La Hna. M. Elizabet Parodi con la delegación de Paraguay

Sister M. Elizabet Parodi with the delegation from Paraguay

Schw. M. Elizabet Parodi mit der Delegation aus Paraguay

 
Im Gespräch mit einem der Helfer  

En un momento de intercambio con uno de los voluntarios

Meeting with one of the volunteers

Im Gespräch mit einem der Helfer

 
Vorstellung des ersten Entwurfes der Botschaft 2014  

Presentación del borrador del Mensaje 2014

Presentation of the draft of the Message 2014

Vorstellung des ersten Entwurfes der Botschaft 2014

 
Der Wandel sind wir: Urheiligtum zusammengesetzt aus den Fotos der Teilnehmer der Konferenz  

El cambio somos nosotros: el Santuario Original hecho de las fotos de los participantes de la Conferencia

We are the change: the Original Shrine composed by the photos of the participants of the Conference

Der Wandel sind wir: Urheiligtum zusammengesetzt aus den Fotos der Teilnehmer der Konferenz

Fotos: K2014 – Schick, Leal, Fischer © 2009

 
   

KONFERENZ 2014. A 2046 días del 18 de octubre de 2014, la Hermana M. Elizabet Parodi, delegada de Paraguay en la Conferencia 2014, habla sobre lo que espera de ella como "comienzo de una nueva etapa en el desarrollo de nuestro Movimiento".

La Hna. M. Elizabet Parodi, doctora en teología, argentina, es coautora del Mensaje 2014. También se desempeña como superiora de las Hermanas de María en Paraguay y trabaja como asesora en el Movimiento de Schoenstatt de dicho país.

Hermana, la Conferencia 2014 terminó hace más de un mes. ¿Se puede decir que ya es parte de la "historia" de Schoenstatt, o no?

Depende qué visión se tenga de la historia… y qué visión se tenga de la conferencia. La historia no siempre acaba cuando culmina un acontecimiento; según sea la dinámica interior que el acontecimiento despierta, suele comenzar justamente allí una "nueva historia", una nueva fase de la historia.

¿De la historia de Schoenstatt?

Sí, creo que la Conferencia 2014 puede ser el comienzo de una nueva etapa en el desarrollo de nuestro Movimiento. Lo expreso con una metáfora: Unas de las realidades que llama la atención en Alemania cuando uno llega desde otras latitudes es el paso del invierno a la primavera. Grandes cambios de paisaje. En estos días hizo un mes desde que culminó la conferencia 2014. En este período de tiempo –tan breve- se nota claramente la diferencia en el clima y en el paisaje en torno de Schoenstatt. Esto me hizo pensar en lo que vivimos en los días de la conferencia y en el desafío que parte de ella: unir las fuerzas para un "cambio de paisaje" en nuestra Familia de Schoenstatt, en nuestros países, en el mundo entero. La metáfora es esta: cambiar el paisaje…

¿Usted es piensa que tenemos la fuerza para este cambio?

Por supuesto. Fue uno de los grandes momentos de Dios en la Conferencia: cuando volvimos a tomar conciencia del potencial que tenemos con nuestro carisma, con la fuerza de la "trilogía abierta"…

Una expresión rara. ¿Qué quiere decir con esto?

La naturaleza tiene una dinámica intrínseca: el paisaje de un lugar no puede no cambiar si están dadas las condiciones… Es la fuerza de su "pasión interior", los griegos antiguos dirían: la dinámica de su entelequia. Uno de los grandes momentos de Dios en la conferencia fue cuando, como fruto de un proceso de intercambio y reflexión, volvimos a afirmar y a encendernos por el regalo que Dios nos hizo con la alianza de amor. La "irrupción de lo divino" en aquel 18 de octubre de 1914 es el comienzo de una historia de gracias. En esa irrupción se dibuja claramente una trilogía: la MTA –mediadora de gracias–, el santuario –lugar de gracias– y nuestro fundador –primer receptor y portador de la gracia–. La convicción de la realidad de esa trilogía, (o de los tres puntos de contacto, como los solemos denominar en Schoenstatt), es la garantía de que contamos con la fuerza para el cambio. Pero la dinámica de Schoenstatt implica, a su vez, que esa trilogía sea "abierta": sin nuestra participación no se actualiza su fuerza en el hoy de la historia. Es decir, sin nosotros no puede haber cambio. Esto es tan real como el hecho de que, sin embargo, no somos nosotros los que tenemos la fuerza para el cambio, es María quien la tiene. Esa es la dinámica de la alianza, la clave del Nada sin ti, nada sin mí.

Entonces, ¿se puede decir que la fuerza del cambio está garantizada en que Schoenstatt es un movimiento de gracias?

Sí, pero no sólo. La trilogía abierta supone nuestra participación. Si nos integramos a la corriente de gracias, si participamos activamente en el misterio de esa trilogía, somos nosotros los portadores de la gracia que Dios regala desde el santuario. Schoenstatt es también un movimiento de vida. Es en mí, es en cada uno de nosotros que se debe notar la "primavera", la fuerza del cambio. Es nuestra vida la que genera una dinámica en nuestro entorno. Pero no por propia fuerza: es nuestra vida en la fuerza de la alianza.

Ah, nos está recordando que Schoenstatt es un movimiento de gracias y, a la vez, un movimiento de vida…

Y algo más. No en vano lo llamamos también un movimiento de ideas: tenemos un camino, una espiritualidad, un ideario que posibilita el encuentro con la fuente de gracias y que nos ayuda a poner nuestra vida en clave de trilogía. El carisma del Padre, su espíritu, nos regalaron la pedagogía para hacer vida la alianza.

Ese movimiento de gracias, de vida, de ideas, ¿es lo que Schoenstatt quiere actualizar en vistas al 2014?

Sí, porque ahí subyacen las corrientes que tienen la fuerza para un cambio en nuestra vida, en la Iglesia, en el mundo. Esa fue la convicción y el gran entusiasmo que despertó en nosotros la conferencia 2014. Esas corrientes están hoy presentes en la familia: en el anhelo de dar a conocer el santuario, de crecer en la vinculación con Padre y Fundador y de ser una familia unida en la misión que nos ha sido confiada.

¿No tiene miedo que la conferencia se quede sólo en entusiasmo?

No, porque creo que no sólo salimos de ella entusiasmados, sino también comprometidos con ese cambio. Cada país, cada centro de Schoenstatt quiere hacerse la pregunta, de cara al 2014: qué proyecto concreto va a poner en marcha para que haya "primavera" en torno de ese lugar, para que otras personas encuentren en la irrupción de gracias de Schoenstatt la fuerza para el cambio.

¿Hubo algún acuerdo concreto?

Sí, pero amplio. Cada país se compromete con el cambio, con la gestación de una cultura de alianza, pero según su realidad. Priorizamos, eso sí, cinco áreas de acción: el ámbito del matrimonio y la familia, de la juventud, la aplicación y difusión del pensamiento del P. Kentenich en el campo de la pedagogía, la inserción en la Iglesia diocesana y universal con nuestro carisma original y la colaboración efectiva en la gestación de un nuevo orden social y de una cultura inspirada por la Alianza.

La conferencia 2014 nos marcó una pauta sobre el modo de llevar adelante los proyectos: la dinámica interna del encuentro estuvo centrada en un movimiento de interacción: fuimos sacando lo mejor de nosotros mismos, a la escucha del Espíritu, para volver a entusiasmarnos por aquello que ya teníamos dentro y que es la fuente de nuestra vida. Dicho en una frase: juntos nos volvimos a enamorar de nuestro carisma.

¿Esto le parece importante?

Me parece que esta es una clave para nuestro trabajo en el futuro: que mostremos la alianza de amor como una respuesta a las inquietudes que tiene la gente, como el correlativo de sus necesidades y de sus anhelos. La alianza de amor es una realidad capaz de cambiar el paisaje. El mundo espera la dinámica de una nueva cultura: la cultura de la alianza. María está dispuesta al cambio y nosotros también. Todos juntos. Ese fue nuestro compromiso con el Padre, con su carisma, en la conferencia 2014.

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 13.03.2009