Nachrichten - News - Noticias
 published: 2009-02-17

Para impulsar un diálogo sobre el valor del matrimonio y de la familia

Escuela de apóstoles, cena a la luz de las velas y domingo familiar: todo dentro de la Marriage Week, la semana del matrimonio

 

Marriage Week: Candle Light Dinner mit „Plus“: Beim Abschied vor dem Heiligtum in Münster. Die Teilnehmer bekommen eine Rose geschenkt.

„Marriage Week“: Cena festiva para matrimonios y algo más: En el Santuario de Münster, los participantes reciben una rosa – Santuario de Muenstar

Marriage Week: Candle Light Dinner for married couples and more: At the Shrine in Münster, the participants received a rose

Marriage Week: Candle Light Dinner mit „Plus“: Beim Abschied vor dem Heiligtum in Münster. Die Teilnehmer bekommen eine Rose geschenkt.

 

V. l. n. r.: Andrea Mergler, Waltraud Schabbing, Heidrun Elberich: Die Helfer in Haus Mariengrund in Münster in froher Erwartung vor dem Sektempfang

Münster: las ayudantes - Andrea Mergler, Waltraud Schabbing, Heidrun Elberic – esperan a los matrimonios

Münster: the helpers - Andrea Mergler, Waltraud Schabbing, Heidrun Elberic – recieving the guests

V. l. n. r.: Andrea Mergler, Waltraud Schabbing, Heidrun Elberich: Die Helfer in Haus Mariengrund in Münster in froher Erwartung vor dem Sektempfang

 
Herzlich willkommen heißt der Helfertrupp die Ehepaare in Borken. V. l. n. r.: Rita Vortkamp, Annegret Gausling, Maria und Franz-Joseph Peitz  

Borken: los ayudantes saludan a los matrimonios: Rita Vortkamp, Annegret Gausling, Maria und Franz-Joseph Peitz

Borken: the helpers welcoming the married couples

Herzlich willkommen heißt der Helfertrupp die Ehepaare in Borken. V. l. n. r.: Rita Vortkamp, Annegret Gausling, Maria und Franz-Joseph Peitz

 
Ehepaar Van de Walle beim Sektempfang in Puffendorf  

El matrimonio Van de Walle en Puffendorf

The Van de Walle in Puffendorf

Ehepaar Van de Walle beim Sektempfang in Puffendorf

Foto mit freundlicher Genehmigung von Siegfried Malinowski, Aachener Nachrichten © 2009

 
Ehepaar Mertens aus Linnich: "Der Abend passte genau ..."  

El matrimonio Mertens, de Linnich: “Fue una tarde especial...“

The Mertens’, from Linnich: “ It was a very special evening”

Ehepaar Mertens aus Linnich: "Der Abend passte genau ..."

Foto mit freundlicher Genehmigung von Siegfried Malinowski, Aachener Nachrichten © 2009

 
Ein "herzlicher" Vorspeisenteller in Borken  

De todo corazón...: Borken

All heart...: Borken

Ein "herzlicher" Vorspeisenteller in Borken

 
Herzliche Atmosphäre beim Abschied vor dem Heiligtum in Münster

Despedida en Münster, despues de la oración en el Santuario

Farewell after the prayer in the Shrine in Müsnter

Herzliche Atmosphäre beim Abschied vor dem Heiligtum in Münster

Fotos: Familienbewegung © 2009

 

 

 

ALEMANIA, María y Franz Joseph Peitz / Hna. Maríatheres Weinberg. "El año que viene le escribiremos a Uds. directamente, y entonces estarán primeros en la lista". Este fue el consuelo que Ulrich Wanschura les pudo dar a los matrimonios que no consiguieron lugar en la cena a la luz de las velas realizada en Borken. Los que tuvieron la suerte de estar allí, dijeron al final con mucho entusiasmo: "El año que viene estaremos nuevamente aquí". "Por favor, inscríbanos directamente en la lista de participantes para el año que viene". O también: "Haremos publicidad para algo tan bueno. ¡Esto debe saberse!"

Cinco matrimonios schoenstattianos de las diócesis de Aquisgrán y Münster, se entusiasmaron por esta invitación: también acá queremos organizar, en el contexto de la "Marriage Week" (Semana del matrimonio), una cena a la luz de las velas con algo más. El trabajar juntos fortalece: hicieron propaganda mediante un volante preparado en común, intercambiaron motivaciones interiores y consejos para la decoración. Se ayudaron mutuamente para hacer los preparativos prácticos. Entretanto, cambiaron el stand de las inscripciones. "Y lo mejor", dijo el matrimonio Van der Walle, de Aquisgrán, "es que no conocemos a la mayoría de los matrimonios que se han inscrito". En total participaron 61 matrimonios de las cuatro noches en los centros de Schoenstatt de Münster (15), Borken (34) y Baesweiler Puffendorf (12). "Nosotros teníamos una cita con nuestro médico de cabecera, justamente allí encontramos el folleto". "Esto estaba en el periódico. Y pensamos que teníamos que ir". "Mi colega encontró el folleto en el atrio de la iglesia y pensó que eso era algo bueno para nosotros".

Con la mitad de nuestra casa...

Los participantes recibieron una cordial bienvenida en cada uno de los centros de Schoenstatt. "Todo fue preparado con mucho cariño", dijo Thomas Twents, de Gescher. Había muchos detalles delicados: ya en la entrada uno se quitaba el abrigo. Y luego el gran corazón en la puerta – una copa de champagne de bienvenida – y después el camino al comedor iluminado con velas".

Fueron necesarios muchos preparativos hasta que todo estuvo listo. "Mi marido y yo nos alegramos mucho por esta iniciativa... el domingo, a las 15,30 hs, ya estábamos en la Casa Mariengrund con ‘la mitad de nuestra casa’", dijo María Peitz pocos días antes del 8 de febrero, cuando se realizó en Münster la cena a la luz de las velas. Lo mismo afirmó, el 13 de febrero, el matrimonio Van der Walle en Puffendorf. Los matrimonios Mergler y Wanschura, trabajaron toda una tarde en Borken con los preparativos para el 12 y 13 de febrero. Pusieron manos a la obra: ubicaron las mesas, construyeron tabiques, compraron flores, probaron las luces para las mesas... hicieron todo lo necesario para que esa noche los matrimonios pudieran experimentar un clima de pareja, aún en medio de un ambiente grande. Fue estupendo el trabajo conjunto con el personal de la casa y con las Hermanas. Cada uno dio lo mejor de sí. El matrimonio Valentín aportó, para la preparación, el contenido de las motivaciones. No los desanimó el hecho de que no se haya podido realizar la cena en el Bajo Rin debido a las escasas inscripciones. "La fecha no era conveniente. Ya hemos analizado como hacer mejor la publicidad el año que viene".

Rodeados de rosas y luces

"Con mucho gusto hemos preparado esta noche para ustedes", así se les dijo en el saludo de bienvenida mientras tomaban el champagne, "pues la finalidad de la semana del matrimonio: fortalecer conscientemente el valor del matrimonio, es también nuestro anhelo". Felicitaron a los matrimonios porque participaban en la primera semana del matrimonio realizada en Alemania. Y luego brindaron por los matrimonios que se tomaron esa noche libre para aprovechar ese momento especial para los dos.

Los caminos y la escalera que llevaban al comedor estaban adornados con velas y rosas. Cada matrimonio fue recibido personalmente en la puerta y conducido a la mesa reservada para ellos, cuidadosamente adornada. Algunos estaban sorprendidos: ¿no están los conocidos en la mesa?. "Esta noche no se hace la "línea westfálica", hoy se trata de cada pareja", dijo Andreas Mergler. Así pudieron conversar con su cónyuge, y al final lo agradecieron: "Nos habíamos imaginado algo distinto, pero realmente fue una noche hermosa".

Atrayente – contemplativa – romántica – con mucho humor

Estas palabras estaban en la invitación. Todos los elementos de esa noche aportaron a que se hicieron realidad.

El equipo de la cocina creó, en cada casa, un magnífico menú de cuatro pasos. Superaron magníficamente el desafío de combinar a tiempo platos finos y sabrosos.

Entre los distintos platos, el matrimonio dirigente les dio una breve motivación para la charla en pareja.

"Es tan lindo tenerte a ti": esto estaba escrito en una tarjeta. Después del plato de entrada se los invitó a escribirle al marido, a la mujer, por qué es tan lindo tenerlo, tenerla... "Lo mejor de esta noche fue lo que nos escribimos mutuamente", dijo al final uno de los hombres.

Después de la sopa caliente se solicitó un intenso contacto visual. Previamente, con los ojos cerrados, debían recordar el color de los ojos de su cónyuge. Esto contribuyó al buen humor y distendió el clima.

La tercera motivación, después del plato principal, era totalmente bíblica. Al leer el muy conocido y siempre actual texto de la primera carta a los Corintios: "El himno al amor", algunos tomaron espontáneamente la mano de su cónyuge, recordando su propia Misa de esponsales. Para muchos fue muy intensa la conversación final sobre la vivencia del amor de los esposos.

Como coronación, se sirvió el postre.

Les han dado palabras a nuestros sentimientos

Como cierre, se los invitó a recorrer el romántico camino iluminado que conducía al Santuario. Allí cada matrimonio recibió un cirio encendido.

Después de las conversaciones de esta noche, quedó aún un momento de silencio para agradecer juntos que Dios los haya creado varón y mujer para el amor. Para decirle a María, la Madre de Dios, lo bien que les hace que Ella, como Madre, los acompañe a cada uno en la vida diaria. Todo esto sucedió en esos minutos, como cierre de la cena a la luz de las velas. "Les agradecemos porque ustedes les han dado palabras a nuestros sentimientos", dijo un matrimonio después de ese momento en el Santuario. Y unos días después, un joven manifestó: "fue también un detalle muy delicado: las rosas que adornaban la mesa se le regalaron primero a la Mater, y luego las recibimos como un regalo de Ella".

El momento de la despedida fue muy cordial y se agradecía una y otra vez. "Fue algo magnífico". "Las motivaciones fueron dadas en su justa medida. No eran demasiado extensas, siempre se podía recibir algo". "La comida estaba exquisita". "La noche fue muy oportuna: estuve una semana afuera por razones de trabajo y hoy regresé. Teníamos mucho para contarnos". "Es grato estar entre gente que piensa como uno". "Gracias por esta buena propuesta".

Ya tienen ideas para el año que viene

Felices por el éxito logrado en cada paso de la cena, los integrantes del equipo comenzaron a ordenar todo. Con eso se hizo medianoche. Los rostros radiantes de los participantes eran el mejor agradecimiento. Pronto habrá un encuentro de los organizadores: se alegran por intercambiar opiniones, aprender uno del otro y desarrollar ya las ideas para el año que viene, pues "hay que tener los ojos abiertos para encontrar algo adecuado para el tema"

Otras actividades

Estas cuatro noches estuvieron "enmarcadas" por la apertura de la escuela de apóstoles para matrimonios realizada en Borken, y el domingo familiar en el Oermter Marienberg.

Para el comienzo de la semana del matrimonio – el 7 de febrero – se reunieron en Borken once matrimonios, provenientes de seis diócesis, que querían entrenarse para transmitir, desde Schoenstatt, como ser buenos matrimonios y buenas familias. Esta fue la apertura de un seminario de tres etapas, en el que participan quince matrimonios.

Hay que invertir en la familia

El domingo 15 de febrero se presentaron diez familias en el centro de Schoenstatt de Oermter Marienberg, en Issum, cerrando así las actividades de la Obra Familiar de Schoenstatt en el marco de la Marriage Week. Sin quererlo, esta jornada se transformó en un encuentro entre generaciones. ¿Qué significa "invertir en la familia" sobre el trasfondo de la crisis financiera y el concepto de Gender?. "Para nosotros esto significa rezar y ofrecer, aunque no estamos más en el centro de los acontecimientos actuales", comenta un participante de la generación mayor. "Y bien podemos cubrirle la espalda a los jóvenes", completó la Sra. X. "para que ellos tengan tiempo para su propia familia y se puedan comprometer por otras familias jóvenes". Esta opinión impresionó a una joven madre que por primera vez participaba en una jornada para las familias en Oermter Marienberg.

A todos lo quedó claro: todo gira en torno a la dignidad humana. Cuando en el contexto de la crisis financiera una y otra vez se habla de formación, esto significa, según la opinión de Franz Josef Meyer, de Emmerich, "formación del corazón", "transmisión de valores que aportan al desarrollo humano". "La educación de sí mismo es un imperativo del tiempo": ya hace cien años que el Padre Kentenich, fundador del Movimiento de Schoenstatt estaba convencido de esto. A lo largo de su vida siempre acentuó la importancia de la familia fundada en el matrimonio del hombre y la mujer. "En primer lugar nos hemos basado, en la conversación, en los textos del Padre Kentenich", comentó un padre de familia después del diálogo en pequeños grupos. "Nosotros nos llevamos tres frases". "Y pronto el dialogo se volvió muy concreto", agregó su esposa. "Es muy bueno conversar de estos temas con otras familias que tienen las mismas preguntas que nosotros".

Al final del día se reunieron todos en el Santuario. El P. Theo Hoffacker, de Xanten, bendijo especialmente a los niños. Le habló personalmente a cada niño para animarlo a seguir su propio camino.

"¡Hasta la próxima!", se despedía así un hombre joven, que había participado por primera vez con su familia en un acto así en el Oermter Marienberg.

Tarducción: aat, Argentina

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 27.02.2009