Nachrichten - News - Noticias
 published: 2009-02-27

Si no fuera por la Alianza de Amor, ¡nunca nos habríamos conocido!

Conferencia 2014: desde la mirada de una intérprete y traductora

 

Konferenz 2014: Gnadenmoment

Conferencia 2014: un momento de gracias

Conference 2014: a moment of grace

Konferenz 2014: Gnadenmoment

 

Einfach Familie

Una familia...

A family…

Einfach Familie

 
Eine klare Entscheidung: am 18. Oktober 2014 dürfen alle kommen  

Una decisión clara: celebramos el 18 de octubre de 2014 con una peregrinación masiva

A clear decisión: we will celebrate October 18, 2014 , with a big pilgrimage

Eine klare Entscheidung: am 18. Oktober 2014 dürfen alle kommen

 
Helferteam  

El equipo de los servidores

The helpers’ team

Helferteam

 
Prozession zum Urheiligtum am 7. Februar  

Procesión al Santuario Original, 7 de febrero

Procession to the Original Shriine, February 7

Prozession zum Urheiligtum am 7. Februar

Fotos: K2014 – Santos, Leal, Padilla © 2009

 
   

K2014, Mary Cole. Como intérprete y traductora, me puse en el rol de ‘observadora’, y por lo tanto mi experiencia en la Conferencia fue muy diferente de la de los Padres Bryan y Duncan, que cómo representantes oficiales de Inglaterra, estaban más involucrados en todo. Sin embargo ésta no era menos interesante.

Llegué a Frankfurt el 30 de Enero y vino a recibirme una Hermana, que a su vez iba a recibir también a una Hermana de México, así que juntas fuimos hasta Marienland. ¡Era un buen comienzo! La Hna. M. Kornelia de la Oficina de Prensa de Schoenstatt estuvo presta a presentarnos a los otros voluntarios y ayudantes y al Padre Mathus Bernardes, un joven Padre de Schoenstat que estaba "a cargo" de los ayudantes. Es difícil elogiarlo lo suficiente. No sólo hablaba con fluidez español, alemán e inglés (además de su lengua materna, el portugués), sino que además tenía la habilidad de calmarnos a todos cuando la tensión iba en aumento. Por ejemplo, en una de las reuniones de los servidores después del almuerzo, de repente tomó una campana y comenzó a bailar mientras cantaba "Jingle Bells". Todos reímos y volvimos a ponernos a trabajar. ¡Era mágico! Para la Hna. M. Kornelia era el ‘partner’ ideal, hablando tantos idiomas y manteniendo siempre el ánimo en alto cuando la ‘temperatura’ iba en aumento. Y sí, de vez en cuando había algo de tensión, pues todos estábamos bajo mucha presión durante la conferencia. Los dos se las arreglaron para que pronto nuestro equipo internacional de servidores se convierta en una comunidad.

El equipo logró milagros trabajando hasta muy tarde en la noche

El equipo de servidores, en su mayoría jóvenes – hizo maravillas trabajando hasta muy tarde por la noche para que todo el material para la conferencia esté listo, haciendo copias en diferentes colores según los idiomas, y archivándolos en carpetas para los delegados e intérpretes. Los delegados de habla inglesa tenían identificaciones en rojo y por lo tanto recibían hojas de color rojo (aunque más bien eran de color naranja); los de idioma alemán estaban en hojas verdes y los de español en azul. Así que todos sabían quiénes eran los demás. Era un excelente sistema. Un Sábado por la tarde nos explicaron el lugar donde haríamos nuestro trabajo y la tecnología que íbamos a utilizar. Birgitt Winter nos hizo esta introducción, ella junto a la Hna Marion, son intérpretes profesionales. El grupo de traductores de habla inglesa estaba liderada por la Hna. Marion, quién a su vez habla francés, Sara Leah de Sudáfrica, quién está terminando su masterado como intérprete y traductora, quién además sabe portugués y español, Mark, un joven de Texas que estudió en Chile y traducía del español al inglés, y yo que traducía del alemán al español. Así que los cuatro compartimos una cabina y muchas risas. También había una cabina en alemán y otra de español. Por medio de la tecnología de traducción teníamos acceso a escuchar los otros canales cuando era necesario y traducir desde ese idioma. Esto era necesario cuando se hablaba portugués o francés. Había una pequeña desventaja en la cabina – a veces se sentía mucho calor y teníamos que tomar galones de agua. Pero también teníamos el regalo que algunos agradecidos participantes nos traían galletas y cosas dulces.

El resultado fue abierto

La Conferencia como tal comenzó el Domingo por la noche en el auditorio de la casa Padre Kentenich. El Padre Heinrich Walter nos proporcionó una copia de su conferencia introductoria, de lo cual estuve muy agradecida, porque era muy difícil de traducir. Lo traduje, pero desafortunadamente se me olvidó imprimir la traducción. Pero la Hna, Kornelia tenía su laptop en la Sala de la Conferencia, así que pude leer mi traducción desde esa laptop, un poco loco, pero una gran ayuda. El sermón del Padre Walter del día siguiente también fue traducido y se les dio a todos en la Iglesia de la Adoración. El Arzobispo Robert Zollitsch de Freiburg, nuestro "Obispo de Schoenstatt" y presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, también se dirigió a los delegados por un video pre-grabado, y los delegados recibieron sus palabras por escrito luego de ello. En los siguientes días no sabíamos lo que iba a suceder, así que no nos podíamos preparar. Pero era mucho más fácil traducir intervenciones "en directo" que aquellas que estaban preparadas con antelación. Birgitt Winter también les explicó a los participantes cómo la tecnología y las traducciones iban a funcionar, y algunas reglas básicas.

La conferencia me pareció fascinante, porque el resultado fue abierto. A los delegados se los guiaba por un proceso, que inicialmente tomó un tiempo en ser comprendido, y uno podía sentir que algunos se ponían impacientes. Los delegados tenían tres "preguntas" que responder: ¿Qué vamos a celebrar? ¿Cómo vamos a celebrar? y ¿Cuándo hacerlo? Era maravilloso ver como un grupo tan dispar, se iba uniendo gradualmente mientras iban respondiendo estas preguntas.

Sea como sea, ahí estaremos

Los delgados fueron divididos en grupos según la lengua que hablaban, y se les dio preguntas para la primera sesión que tuvo lugar en las diferentes salas de la casa de Marienland. Sus preguntas tenían que ser resumidas en tarjetas y presentadas en plenarios por uno de los miembros, que tenía tres minutos para explicar la tarjeta. Durante las pausas los dirigentes y organizadores de la Conferencia trabajaron muy duro para ordenar las tarjetas en grupos para poder ver cuál era el patrón que se iba revelando.

Luego se dio la segunda reunión en grupo, ahora todas se llevarían a Cabo en el hall de la Casa Padre Kentenich, o en la Sala de Conferencias. Los otros servidores se mantenían ocupados pasando a los participantes los micrófonos y diciendo en qué idioma iba a hablar para que los traductores estemos listos a traducir. Cada sesión se iniciaba con un canto y al final una Hermana resumía todo en una oración, y se terminaba con otro canto, era una experiencia maravillosa. Las contribuciones de los delegados no eran todas "serias", aunque nadie desperdiciaba su tiempo. Nuestros dos Padres de Inglaterra, se las arreglaban para empezar sus intervenciones con un chiste, y yo estaba muy orgullosa de sus aportes, que siempre apuntaban a salir adelante cuando las cosas estaban un poco estancadas. Una Hna de Roma nos hacía morir de risa, porque probó claramente que sin Italia, Schoenstatt no existiría! El fundador había tomado la idea del Santuario de Bartolo Longo, un abogado italiano, y Pompeya, y muchas de sus ideas provenían de santos italianos. Hubo incluso un ‘rumor’ de que el abuelo del Padre Kentenich venía de Nápoles, Italia, pero obviamente se lo tomó con escepticismo. La Hna. es encantadora y tenía suficiente personalidad como para seis personas.

Gradualmente se vio empezó a tener claro que la respuesta a la primera pregunta era la Alianza de Amor. Y más y más el deseo se hacía evidente de que estuviéramos unidos en todo el mundo en nuestra preparación y celebración. Finalmente vino la pregunta: ¿Dónde queremos celebrar? La respuesta: En el lugar de origen ¿dónde más? Era gracioso ver la reticencia de algunos delegados alemanes que querían que la celebración se desentralice, o dejarla en límites manejables, pero los sudamericanos en particular dijeron: Nuestra gente ya está ahorrando, así que estaremos aquí para la celebración en el lugar de origen. Y si vienen acá, no se les puede impedir que vayan a Roma también. Así que para bien o mal el número de unos veinte mil participantes se empezó a barajar. ¡Podría ser un número aún mayor! Por supuesto, la Familia Internacional ayudará a financiarlo y organizarlo, pero ¡aquí estaremos!

Nos vemos en el 2014

Como en el principio, terminamos la Conferencia en el Santuario Original. Mientras los delegados celebraban la Santa Misa en la Casa Marienau, nosotros estábamos ocupados copiando, traduciendo y quemando CDs con la documentación y algunas fotos, para que así cada delegado se lleve todo el material de la conferencia y lo que se había discutido y concluido. Estuvimos a tiempo para verlos llegar al Santuario original cuando venían en procesión. Se recolectó sus cintas de identificación. El Padre Walter luego nos envió oficialmente desde el Santuario y cada país fue llamado para recibir un símbolo (una teja del techo original del Santuario Original) de la misión. Ya que nuestros dos Padres habían partido, yo pude ir en representación de ellos. Luego nos pidieron que tomáramos una de las identificaciones de unas canastas y que la persona que nos tocara sea nuestro compañero en oración en este tiempo de preparación. A mí me tocó un miembro de la Federación de Familias en Milwaukee. Y yo le toqué a Cassio, uno de los servidores de Brasil, y me tendré que comunicar con él por medio de Sarah Leah en Sudáfrica. ¡Nunca nos hubiéramos conocido si no fuera por la Alianza de Amor!

Este fue el fin para los delegados, pero a nosotros los servidores nos habían avisado que no fijáramos nuestros pasajes de regreso para ese mismo día. Pues nos esperaban en la Casa del Padre en el Monte Sión, la casa de los Padres de Schoenstatt. La noche comenzó con la Santa Misa celebrada por el Padre Matheus, luego de lo cual cenamos en el comedor con los Padres, seguido de una relajante y entretenida velada en el salón de su comunidad. Al final a cada uno se nos regaló una gorra (blanca para las mujeres, azul para los hombres) con la fecha 2014 bordada en el frente, un recuerdo de gratitud. Mientras los jóvenes regresaban a sus ocupaciones normales en Schoenstatt derramaban algunas lágrimas por la disolución de este equipo tan especial. ¡Esperamos vernos otra vez en el 2014!

Traducción: Angie Santos, Houston, USA

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2009 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 03.03.2009