Nachrichten - News - Noticias
 published: 2008-10-21

¿De dónde lo que salieron tantos niños?

Un millón de niños rezan el rosario... en Ciudad del Este, Paraguay

 

Eine Million Kinder beten den Rosenkranz um Frieden... in Ciudad del Este, Paraguay

Un millón de niños rezando el rosario por la paz... en Ciudad del Este, Paraguay

One million children praying the rosary for peace ... in Ciudad del Este, Paraguay

Eine Million Kinder beten den Rosenkranz um Frieden... in Ciudad del Este, Paraguay

 

Die Auxiliar geht voran...

La Auxiliar los guia...

The Auxiliary leads them...

Die Auxiliar geht voran...

 
Viele Kinder kamen, viel mehr als erwartet...  

Los niños llegaron en grandes números

Many, many children came...

Viele Kinder kamen, viel mehr als erwartet...

 
Es ist schon Tradition  

Ya es una tradición...

It is already a tradition

Es ist schon Tradition

 
Lebendiger Rosenkranz  

Rosario vivo

Living Rosary

Lebendiger Rosenkranz

 
Ein gutes Team  

Un equipo feliz

A happy team

Ein gutes Team

Fotos: Javier Cabral © 2008

Álbum de fotos – photo album – Fotoalbum

 
 

PARAGUAY, Gloria Ruiz Diaz. "Disculpe, ¿dónde se va a rezar el rosario?. Es que mi nietita lo va a dirigir, y nos invitó para veniry como es la primera vez que venimos a este lugar, no conocemos nada…" Eran las 7 de la mañana del día 18 de octubre, cuando estos abuelitos, encabezando una numerosa familia, todos muy elegantemente vestidos, porque claro, venían invitados por su nietita a una fiesta, ingresaban por el Pórtico del Terruño. La Mater, utilizando como instrumentos a los más pequeños, abría las puertas de su casa, las puertas de su corazón, de todo el cielo, para recibir a más hijos suyos, y así seguir estampando su sello en unos "documentos contractuales" a los que denominamos "Alianza de Amor con la Madre Tres veces Admirable de Schoenstatt"……. ¿Qué porqué digo esto?... Pues porque no me cabe la menor duda de que luego de haber vivido la fiesta de la mañana del 18 de octubre, quedarán prendados para siempre de MARIA.

Como todos los años, la programación de los festejos del 18 de octubre, apuntaba a tres momentos de celebración a lo largo del día; el de la mañana, el de la tarde y el de la noche. La celebración litúrgica de la tarde, como es tradicional, estaría dedicada de un modo especial para misioneros, peregrinos, y con bendición para los enfermos. El horario central sería como siempre a la noche; la misa concelebrada con el Señor Obispo, y dedicada en forma especial a las familias. El de la mañana, también tradicionalmente se dedica a niños y jóvenes, en coincidencia a la adhesión de la familia de Ciudad del Este, a la campaña mundial "Un millón de niños rezando el rosario". Como este año, el 18 caería sábado, y la convocatoria que todos los años se hace a los colegios, para la peregrinación hasta el Terruño, estaba un poco incierta, debido a que no es día hábil, la convocatoria se hizo en principio a la Parroquia y las capillas adyacentes, para el rezo del Santo Rosario, pero no habría celebración liturgia. Faltando unos quince días, las personas que todos los años se encargan de la actividad de la mañana, recibieron un "Telegrama colacionado" de parte de la Mater, quien, utilizando a diversos instrumentos les hizo saber que la celebración litúrgica de la mañana debía llevarse a cabo, así como la invitación a todos los colegios para la peregrinación al Santuario, y el posterior rezo del Santo Rosario. Sin que se pueda explicar cómo, en dos días estuvo todo organizado. El Colegio Mater Dei se encargó de las invitaciones a los colegios, la liturgia, y entre el Colegio, la Rama de Madres y la familia, se organizó todo lo referente al Rosario. Los niños del asentamiento vecino, así como de todas las capillas recibieron la invitación…. Y llegó el gran día.

Ocúpense de llenar las tinajas, que yo me encargo de que mi Hijo las convierta en vino.

"Decíme un poco hna. ¿de dónde lo que salieron tantos niños?" Decía una madre a su hermana de grupo, mientras corrían de un lado a otro, transportando sillas y más sillas para acomodar a la verdadera avalancha de niños que llegaban de colegios, capillas, de todos los lados peregrinando hasta el Terruño, "¡No va a alcanzar las 300 estampitas que preparamos, jamás nos imaginamos que recibiríamos esta cantidad! Decían otras madres. "¡Y los helados que preparamos para los niños…..estamos totalmente rebasadas!". La Mater, nuestra dulce y poderosa Madre que no se cansa de educarnos, estaba demostrando con hechos que es Ella quien hace la convocatoria, que es Ella quien atrae a sus hijos. Pareciera repetir as mismas palabras que inspirara a nuestro Padre Fundador aquel 18 de octubre de 1914….No se preocupen por la realización de sus deseos…Amo a los que me aman…Tal vez hoy, Ella esté agregando lo siguiente….Ocúpense de llenar las tinajas, que yo me encargo de que mi Hijo las convierta en vino.

Es de grandes reconocer las pequeñeces, por eso el reconocimiento sincero de que tal vez en esta oportunidad no se han llenado las tinajas como se debería, pero Ella se encargó de que el vino fuera de lo mejor, y lo recibiéramos en abundancia, porque ….¡Unos 600 niños coparon el Terruño!. Y más allá de toda previsión, llenaron de color y mucha alegría la casa de la Mater.

Un gran rosario humano

La misa se celebró a las 8 de la mañana, en cuya homilía el Padre decía que el mejor modelo de Santidad que tenemos en el mundo es María, e invitaba a los niños y jóvenes a tomar como modelo e inspiración a nuestra Madre, para así hacer frente a un mundo sin Dios. Luego se realizó una cortita pero solemne adoración al Santísimo, con la custodia expuesta, para peregrinar luego al Santuario, donde se la dejó expuesta para la adoración que siguió durante todo el día.

Luego se inició el rezo del santo Rosario, por la paz mundial, por la paz interior de las personas, y por la unión de las familias, en adhesión a la campaña "Un millón de niños rezando el Rosario". Se formó un gran rosario humano con los niños, que se convirtieron en cuentas vivas. Los alumnos del Mater Dei, con sus dulces vocecitas, dirigieron la oración. Los niños estaban vestidos con unos chalecos coloridos, representando a los cinco continentes, y portaban florecillas del mismo color. Las cuentas del Angelus se representaban, con los pequeños portando banderitas con los colores patrios. Al terminar el rezo del Rosario, se peregrinó nuevamente hacia el Santuario, en cuyo trayecto los niños recibían unas banderitas blancas, como un símbolo de súplica por la paz. La Auxiliar Peregrina, la Reina, la dueña del lugar, se mostraba imponente frente a la puerta del Santuario, para recibir a los peregrinantes, que fueron en fila a saludarla. Formando nuevamente el Rosario humano frente a la explanada, fueron lanzados los globos, se "plantaron" las banderitas blancas y las florecillas en el cantero de la explanada, y con vítores a Jesús y a María, culminaba el momento de cielo que todos habían vivido.

 


 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2008 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 21.10.2008