Leben Pur - Pure life - Pura Vida
 published: 2008-07-01

Nuevo milagro de la Peregrina

Una carta de agradecimiento a la Virgen de Schoenstatt

 

In diesen schier endlosen Tagen sprach mein Verlobter einen guten Freund, Felipe Bracamonte an, Missionar der Pilgernden Gottesmutter, der mir sofort seine Pilgermutter überließ…

En el transcurso de esos eternos días, mi novio decide comunicarse con un amigo, Felipe Bracamonte, gran misionero tuyo que muy amablemente decide acercarme su imagen peregrina

In the course of these endless day, my boy-friend decided to talk to his friend, Felipe Bracamonte, great missionary, who offered his Pilgrim MTA to me

In diesen schier endlosen Tagen sprach mein Verlobter einen guten Freund, Felipe Bracamonte an, Missionar der Pilgernden Gottesmutter, der mir sofort seine Pilgermutter überließ…

Foto: POS Fischer  © 2008

 

Querida Virgen de Schoenstatt, mi nombre es María Belén Melino y hoy quiero agradecerle porque se cumplieron ya 6 meses de ese doloroso momento que nos tocó vivir y al cual hoy consideramos MILAGROSO.

Hace 6 meses mis papás Graciela y Andrés viajaban a la costa a vacacionar por unos días y a las pocas horas de que ellos partieran yo recibía la trágica llamada que me informaba que habían sufrido un accidente en la autopista y que el estado de ellos era delicado. Estaban en diferentes hospitales y con distintos diagnósticos, pero ambos lejos de casa...

Este año fue el mayor número de muertes ocasionadas por accidentes de tránsito en las rutas argentinas, pero más allá de eso era demasiado difícil asumir que mis papás podían ser parte de ese horrible record.

A la semana mi padre decide irse del hospital por cuenta propia porque no aguantaba el hecho de no poder ver a mi mamá, mientras ella estaba cada vez más complicada con un coma farmacológico que no la dejaba respirar, hablar y mucho menos moverse. Así estuvo 20 días.

Así es como yo te conocí, virgencita

En el transcurso de esos eternos días, mi novio decide comunicarse con un amigo, Felipe Bracamonte, gran misionero tuyo que muy amablemente decide acercarme su imagen peregrina para rezarle cada día por mi mamá, y así lo hice cada noche y cada momento que podía verla.

Me inspiraba muchas esperanzas, ya que mi mamá es devota suya desde hace unos años.

Cuando yo era más chica me llevaba al Santuario donde disfrutábamos toda la tarde ahí mismo, en ese parque lleno de paz, lugar inigualable para ella. Y así fue como yo te conocí, y hoy pongo toda mi fe en usted, virgencita, porque estoy llevando esta nueva vida junto a ellos, con otros ritmos y otras responsabilidades que no teníamos antes. Pero lo más lindo es que estamos más juntos que nunca y ahora podemos ver de otra forma el valor de la vida y de lo que es aún más importante el valor de tener una familia.

Siento el deber de agradecerle a usted por poder contar con ellos de vuelta. En algún lugar de mi cabeza algo o alguien me decía que la iban a ayudar, que a ella la protegerían sus ángeles por ser la gran mujer que hoy vuelve a renacer.

A partir de hoy entregamos nuestra fe a usted, Virgen de Schoenstatt, y agradeceremos eternamente su presencia en nuestras vidas.

María Belén Melino, San Isidro, Argentina

 



 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2008 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 01.07.2008