Leben Pur - Pure life - Pura Vida
 published: 2008-04-16

Vera es diferente

Pura vida: Una experiencia en el hospital Costa Cavalcanti de Foz de Yguazú, Brasil. Por Gloria de Ruiz Diaz, Ciudad del Este, Paraguay

 
Und dann war klar, warum Vera anders ist als alle anderen…

Es obvio que ”ELLA” es la razón por la que Vera es diferente de las demás...

And then it became clear that SHE is the reason why Vera is different …

Und dann war klar, warum Vera anders ist als alle anderen…

 

Die “klitzekleine Kirche” in Ciudad del Este…

 

La „pequeñísima iglesia“ en Ciudad del Este...

The “tiny little church” in Ciudad del Este...

Die “klitzekleine Kirche” in Ciudad del Este…

 

Genau so wie die Londrina, die Vera so vermisst

 

„Gemela“ de la en Londrina que tanto extraña

“Twin” of that in Londrina that she is missing

Genau so wie die Londrina, die Vera so vermisst

Fotos: Cabral © 2008

 

 

"Vera es diferente mami", me decía Mauricio, mi niño de 12 años, que debido a una dolencia autoinmune, debe ingresar frecuentemente al área de internación del hospital Costa Cavalcanti de Foz de Yguazú. En efecto, Vera es una enfermera muy diferente de las demás, y lo es por varias razones; por la forma en que saluda al paciente, cada vez que toma su guardia correspondiente, interesándose en conocer en forma muy minuciosa del estado general y particular del mismo, tanto desde el punto de vista clínico como también emocional.

Como Mauri es un niño, ella hace cuestión de conocer todos los jueguitos que más le gusta, y se toma el tiempo de participar por lo menos un ratito, de lo que en el momento de su visita, está jugando Mauri. Cuando se abre la puerta de la habitación, y Vera saluda con esa sonrisa que deja ver su blanquisima dentadura, contrastando con su piel morena, sentimos su alegría contagiante, y además mucha seguridad, porque es la única enfermera que con mucha precisión, logra encontrar rápidamente la vena de Mauri, cada vez que debe ser renovado su acceso, pues ese procedimiento es difícil con el niño, y sobre todo muy doloroso para él, pues sus venas son muy finas y frágiles.

Por esas y por tantas otras razones, "Vera es diferente de las demás enfermeras".

Llegó la peregrina...

Debo aclarar que cada vez que nos internamos, llevamos a nuestros permanentes compañeros; las imágenes de Jesús, la Mater y el Padre Kentenich, pero son imágenes muy chiquitas, pues solo ocupan una partecita de la mesita contigua a la cama, tal vez por eso, para las personas que visitan la habitación, dichas imágenes pasan desapercibidas, pero en la última internación, el domingo de Pascuas, llegó la Peregrina a visitarnos, y ella si, ya no pasa desapercibida. Ese lunes, cuando a la hora acostumbrada, Vera abría la puerta para regalarnos su acostumbrada sonrisa, su mirada se dirigió a la Peregrina, se acercó a Ella, y luego de contemplarla por algún tiempo, la saludó diciendo "Nossa Senhora, cuanta saudade". Fue entonces que nos confesó que ella había realizado su primer desempeño profesional en Londrina, donde las Hermanas de María están encargadas de un hospital, y ellas le habían transmitido la seguridad de que el desempeño de su profesión no es sencillamente un trabajo, sino una misión que Dios le ha dado, por lo tanto, cada paciente es un instrumento de Dios, para que ella pueda cumplir su misión. En ese sentido, hasta la forma de despertar al paciente para la realización de algún procedimiento debe ser especialisimo, y por sobre todo, hecho con amor.

La "igreja pequinina" donde se consagró a la Virgen

Nos comentó con mucha añoranza, que la imagen de "Nossa Senhora" recorría en procesión cada mañana, todos los sectores del hospital, bendiciendo a cada uno de los pacientes y a los trabajadores de la salud, recordó que los días 18 eran días esperados con mucha preparación espiritual, y era en verdad un día de fiesta. Nos habló de la "igreja pequininina" donde recuerda que se consagraba a la Virgen, y participaba con mucha frecuencia de la adoración al Santísimo, sobre todo en el mes de María. Al rememorar ese tiempo, y cuanto la marcó para siempre en su desempeño profesional, nos comentó que sentía mucha añoranza de ese ambiente, que ya no volvió a encontrar en otros lugares. Nosotros le comentamos que al cruzar nomás el puente de la Amistad, tenemos un Santuario, nuestro Terruño, la "Igreja pequininina" donde la Mater la espera para seguir bendiciéndola, le quisimos contar que el Padre Kentenich era el Fundador de nuestro movimiento, pero también era "conocido suyo".

"Mami, ya sé porque Vera es diferente de todas las demás"

Cuando Vera salió, nos quedamos por algún tiempo en silencio con Mauri, hasta que el me dijo: "Mami, ya sé porque Vera es diferente de todas las demás", y es obvio que "ELLA" es la razón por la que Vera es diferente de las demás…… No sé si ella selló en un rito, la alianza de Amor con María, eso no nos dijo, pero lo que sí sabemos es que es un testimonio vivo de aquel ideal: "Madre, que quien me vea, te vea".

 



 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2008 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 16.04.2008