Nachrichten - News - Noticias
 published: 2008-02-05

Con el corazón hinchado de bendiciones por todo lo vivido

La Familia de Los Pinos se hace presente en las Misiones Familiares 2008

 

Familienmissionen: erneuerter Bildstock in San Javier

Misiones Familiares: la ermita renovada en San Javier

Family Missions: renovated wayside shrine in San Javier

Familienmissionen: erneuerter Bildstock in San Javier

 

Bei der heiligen Messe

Santa Misa

Holy Mass

Bei der heiligen Messe

 
Überreichung eines Kreuzes an jeden Missionar  

Entrega de la cruz a cada misionero

Each missionary receives a cross

Überreichung eines Kreuzes an jeden Missionar

 
Es gab immer Angebote für die Kinder  

Actividad con los niños

Activity with the children

Es gab immer Angebote für die Kinder

 
Festival  

Festival

Festival

Festival

 
Glückliche Missionare

Misioneros felices

Happy missionaries

Glückliche Missionare

 
Abend der Jugend  

Actividad con jóvenes

Activity with young people

Abend der Jugend

Fotos: María Eugenia Vásque

Álbum de fotos – photo album – Fotoalbum

 

 

 

CHILE, cmsj. El 3 de febrero las dos comunidades misioneras del Santuario de Los Pinos volvieron de las Misiones Familiares en San Javier y en Traiguén, llenas de experiencias profundas. "Realmente hemos vuelto con el corazón hinchado de bendiciones por todo lo vivido, la convivencia y la acogida de las personas", comenta uno de los integrantes.

En San Javier, ocho matrimonios fueron los padres de 80 jóvenes que entregaron parte de sus vacaciones y se integraron como hijos naturales y misioneros a cada Familia.

Como es tradición en las Misiones Familiares, esta se divide en Misión Interna y Misión Externa.

En la Misión Externa pudieron asistir a 7 comunidades de la zona sur de la Parroquia de la Merced de San Javier, quienes fueron visitados en sus hogares e invitados a participar en los talleres diarios que se desarrollaban para adultos, niños y jóvenes. Se les presentó una obra de teatro y una cantata en la que participaron grupos de la zona; a los niños se los invitó a una tarde de juegos y a compartir en torno a la mesa. También se visitó la cárcel, hogares de ancianos y el Hospital de la ciudad. Tuvieron entrevistas en la TV, radio y diarios locales, que ayudaron a motivar la Misión.

Compartiendo la vida y la Palabra

La MTA presidía la llegada a cada casa en que tocaban la puerta. Luego de su presentación como Misioneros Católicos, muchas familias los invitaban a pasar a sus hogares en donde se conocían y compartían de sus vidas y también de la Palabra del Señor y el llamado que Él nos hace día a día a ser mejores personas, a cuidar nuestra familia y a convivir mejor con nuestros vecinos. Concluían siempre con una oración en torno a la imagen de la MTA, para luego seguir a la siguiente casa.

"Muchos hogares nos abrieron las puertas y sus corazones; estamos profundamente agradecidos del Señor que nos tome como sus instrumentos", resume así la experiencia una participante.

El Padre Patricio visitó y bendijo muchos hogares, y también confesó a muchas personas que se lo pedían.

La imagen de la MTA era conocida en la ciudad ya que hace algún tiempo recorría l lugar una Peregrina; además en un acceso a la ciudad existe una ermita en que muchas veces se celebra Misa. Quisieron hacer su aporte y rápidamente la Hna. Camila, quien también los acompañaba, les consiguió una imagen nueva ya que la otra había perdido el color. Por lo tanto, en una maratónica escapada, entre 15 personas pudieron darle un retoque. La imagen fue bendecida por el Padre Patricio. Los misioneros esperan que Ella se encargue de acoger a más peregrinos a ese lugar.

La Misión externa culminó el sábado con una peregrinación desde cada comunidad, en donde rezaban el Rosario y cantaban para llegar hasta la parroquia en donde se celebraría una masiva Eucaristía, presidida por el párroco, el Padre Héctor, y concelebrada por el P. Patricio.

Como nueva familia, al encuentro con Cristo

En la Misión Interna, después de la llegada al Colegio San José, lugar que los albergó durante la semana, se presentaron las Comunidades Misioneras, junto con el lema que los motivó día a día: "COMO NUEVA FAMILIA, AL ENCUENTRO CON CRISTO", y se hizo la ceremonia de la entrega de la Cruz a cada misionero. Diariamente en la mañana el sacerdote que los acompañaba presidía la eucaristía en la capilla del Colegio, que les daba el primer aliento para misionar, al cabo de la cual se llevaban a cabo reuniones por comunidades para acordar detalles y la ceremonia de envío para movilizarse al otro lado de la ciudad a cumplir con su misión, la de llevar a Cristo a los demás.

Compartían las comidas en mesas por comunidades. Los vínculos aquí forjados son un fuerte reflejo de lo que la MTA hace por ellos, que sintieron cómo los une.

Después del desayuno venía el orden y limpieza del lugar. También se dejaban un momento después del almuerzo para hacer algunos juegos, tocar guitarra o conversar. Varios aprovechaban ese momento para conversar con el Padre y la Hermana. La temperatura era muy alta, 35º C. En la noche también compartían en torno a algunos juegos de convivencia con todas las noticias del día y posteriormente la oración de la noche.

El día sábado 2 pudieron desarrollar un "corazón Abierto", en que cada uno pudo expresar sus sentimientos y emociones sobre lo que significaron esos días tanto interna como externamente. Muchos misionaban por primera vez, por lo que el encuentro con personas que les abrieron sus puertas y manifestaron su cariño fue muy importante para todos. Y los vínculos atados entre ellos también es una experiencia maravillosa.

Las Misiones Familiares comenzaron hace muchos años por el impulso dado por el Padre Hernán Alessandri, fallecido el 18 de diciembre de 2007.

 

 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2008 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 05.02.2008