Leben Pur - Pure life - Pura Vida
 published: 2008-01-11

La Mater nos une

Un Santuario Hogar, la Virgen Peregrina, un libro y una historia como solo la Providencia Divina la podía escribir

 

Im Hausheiligtum von Ehepaar Liñares: Gabriel, Nora, Marta, Roberto y Raúl

En el Santuario Hogar de los Liñares: Gabriel, Nora, Marta, Roberto y Raúl

In the Home Shrine of Marta and Roberto Liñares: Gabriel, Nora, Marta, Roberto y Raúl

Im Hausheiligtum von Ehepaar Liñares: Gabriel, Nora, Marta, Roberto y Raúl

 

Das Hausheiligtum
 

El Santuario Hogar

The Home Shrine

Das Hausheiligtum

  Titel des Buches über Pfr. Juan Carlos Burmana
 

Tapa del libro sobre el P. Juan Carlos Burmana

Cover of the book on Fr. Juan Carlos Burmana

Titel des Buches über Pfr. Juan Carlos Burmana

Fotos: Roberto Liñares © 2008

   

PURA VIDA, Roberto Liñares. Voy a contar los hechos tal como sucedieron. No voy a hacer ninguna concesión a ningún estilo periodístico o literario. Sólo voy a dejar que la Providencia sea advertida en la libertad que le es propia. Este tiempo de asombro comienza así…

Un día, en una de las tantas reuniones de nuestro grupo de la Obra Familiar, la asesora en ese momento, la Hna. Cristvera comenta que un conocido suyo (Valentín), el cual había quedado viudo, se iba a desprender de su "Santuario Hogar" que parecía ser un mueble, ofreciéndolo a algún matrimonio.

Marta, mi esposa, y yo, impulsados como por un viento, dijimos inmediatamente "sí". La única condición para llevarlo de la casa del donante eran las dimensiones del "Santuario".

Por suerte, no hubo problemas. El día que fuimos a verlo a Villa Ballester, distrito que forma parte del Gran Buenos Aires, fue una emocionante sorpresa para el alma. Subir lentamente por la escalera que llevaba a la habitación donde solo estaba ese maravilloso Santuario Hogar, fue una experiencia que todavía impacta en mi memoria.

Era una réplica perfecta – en escala – del retablo de todos nuestros Santuarios. Sólo una foto podría retratar perfectamente sus formas. No había inconvenientes con las medidas, y en el fondo creo que nunca los hubiera habido: La gozosa alegría de presentirlo en nuestra casa bastaba. Volvimos a decir que sí y lo llevamos a nuestra casa. Desde entonces fue nuestro "nuevo" Santuario Hogar.

Muchas cosas sucedieron en nuestra vida a partir de tener este Santuario. Sería imposible relatarlas todas. Sólo escribo estas líneas para hacerles saber en qué lugar comienzan a suceder ciertas cosas en las que la Mater quiso obrar. Ella, la Reina de la Unidad.

La Virgen Peregrina: dos familias y dos libros

Somos misioneros de la Campaña del Rosario. Hemos construido un fuerte vínculo con las familias misionadas lo que ha dado pie a una bellísima fecundidad, siendo también el Santuario Hogar del que hemos hablado, un lugar de encuentro, de oración y de unidad.

Una de esas familias, Nora, Gabriel y sus dos hijas, es ejemplo claro de lo que digo. Me voy a detener en una de las visitas que hicimos a su hogar.

Quisimos regalarle a Nora el libro de Margareta Wolf sobre la Hermana M. Emilie Engel "Mi sí es para siempre - Emilie Engel". Al recibir el libro, como un comentario más, mencionamos la fecha de nacimiento de la Hna. Emilie. Era también la fecha del nacimiento de Nora. Nos llamó la atención al par que nos alegramos por el hecho. Pasamos una noche maravillosa en su casa, que aprovechamos para compartir la cena. Recuerdo que hablamos sobre el milagro de entrega y autoeducación y filialidad que encarnaba nuestra querida Hna. M. Emilie. Por supuesto, quedamos en obrar con reciprocidad, invitando a Nora y Gabriel a nuestra casa.

A la espera de ese día, otras eran las preocupaciones que pasaban por mi cabeza. Una de ellas estaba centrada en mi confirmación. Dado que durante muchos años yo estuve alejado de la fe, no recordaba si me había confirmado. Esta es la verdad. Era un abismo de 40 años aproximadamente. Fui a la parroquia "Nuestra Señora del Buen Consejo" (en Buenos Aires) en cuyo colegio (Instituto Berthier) había cursado el ciclo primario, y no tenían ninguna constancia de mi Confirmación. Pregunté a un ex – alumno que encontré por casualidad y después de mucho tiempo, y no supo decirme nada al respecto. Nadie recordaba…

Por lógico respeto al carácter de la Confirmación, decidí desistir de recibirla de grande y firmemente me abandoné a la Providencia.

Este salto aparente en mi relato tiene que ver con el nuevo encuentro con Nora y Gabriel, esta vez en mi casa.

Compañeros de colegio

Llega ese día y mi esposa y yo los recibimos para cenar. Ellos en agradecimiento por el regalo del libro sobre la Hermana Emilie, apenas entran y después de los saludos, nos obsequian un libro "muy especial". Se titula "Testimonio y Homilías" y es la colección de los borradores de las homilías del Padre Juan Carlos Brumana, sacerdote católico que falleció víctima el atentado explosivo a la embajada de Israel en Buenos Aires, hecho que tomara triste notoriedad en el ámbito internacional en su momento. Muerto violentamente, en una parroquia cercana a dicha embajada, encontraron entre las ruinas los manuscritos de las homilías y en su homenaje decidieron publicarlas en forma de libro. Nora y Gabriel forman parte de una Asociación de amigos del Padre Brumana, interesados en abrir el proceso canónico de beatificación de este sacerdote, y estaban conectados con una hermana carnal de él.

Lo agradecimos sinceramente y por el momento me limité a mirar al libro por fuera. En la tapa estaba la foto del sacerdote celebrando Misa, elevando la Hostia. Enseguida su cara me resultó extrañamente conocida. Empecé a tener la sensación de que su nombre también me resultaba conocido, pero no por el ataque terrorista, ya que su nombre no apareció mucho en la prensa. Doy vuelta el libro. En la contratapa figuraba una breve pero minuciosa reseña biográfica del sacerdote. Desde la fecha de su nacimiento (tenía mi edad), bautismo y todos sus estudios.

Grande, muy grande fue mi sorpresa cuando leo (y quiero citarlo textualmente) que "…Recibe la Primera Comunión el 21 de octubre de 1962 en la Parroquia Nuestra Señora del Buen Consejo, en la cual es confirmado el 29 de agosto de 1964…" y más adelante "…Una parte del nivel Primario lo cursa en el Instituto Berthier (1961 – 1965)…".

Como ya lo adelanté, el Colegio Juan Bautista Berthier es el colegio parroquial de la iglesia "Nuestra Señora del Buen Consejo" donde yo había estudiado, precisamente durante el período en que lo hizo el Padre Brumana.

Sencillamente era así: el P. Juan Carlos Brumana fue compañero mío de colegio. Y la sorpresa no terminaba allí. Figuraba la fecha de su confirmación (29/08/64), con lo que era fácil concluir que me confirmé con él. Comenzaron a pasar por mi mente imágenes vertiginosas de mi infancia en el Colegio y recordé la cara de un niño pacífico, bueno y "distinto" a los demás, el niño Juan Carlos Brumana.

Tuve el convencimiento desde ese entonces que él fue instrumento de la Providencia, que el Padre Juan Carlos se unió a mí como un verdadero amigo de la infancia contándome lo de la fecha de Confirmación y que la Mater estaba detrás de todo esto, enviando con amor a estas personas hacia mí.

Estaba muy emocionado ya que al mismo tiempo que me daba cuenta de lo que estaba pasando, se lo comunicaba a mi esposa, a nuestros invitados Nora y Gabriel. Sin duda alguna, esa noche la presencia del Espíritu Santo fue muy fuerte.

Fruto del gozo y del agradecimiento, puse el libro en nuestro Santuario Hogar a los pies de la Mater.

La Mater sigue su camino

A los pocos días vino a visitarnos otro misionado por la Virgen Peregrina, Raúl, vecino contiguo a nuestra casa. Estaba triste por el fallecimiento de su madre. Le propusimos orar juntos en nuestro Santuario Hogar. Cuando nos disponíamos a hacerlo, Raúl asombrado dice: ¿Qué hace acá "Juan Carlitos"? refiriéndose a la foto del Padre Juan Carlos Brumana inserta en la tapa del libro. Me llamó la atención tanta familiaridad con el Padre, como para llamarlo afectivamente "Juan Carlitos". Se lo pregunté. Y me dijo: "Juan Carlos era mi primo. Él murió en el atentado a la Embajada de Israel. Muchas veces estuvo en mi casa, aquí al lado". No salía de una sorpresa y entraba a otra. La Misión de la Mater unía y unía.

Sigue la unión, sigue la fecundidad

Obviamente este último episodio se lo comentamos a Nora y Gabriel. que como era lógico trabaron una relación mayor con Raúl. En definitiva, ambos eran misionados por la Mater.

Pero lo más importante es que andando el tiempo este matrimonio selló la Alianza de Amor con la Mater y también lo hizo una de sus hijas, Nazarena, para posteriormente formar parte de la Juventud Femenina de nuestro Movimiento.

Poco tiempo después nuestro matrimonio misionado y amigo nos cuenta que la hermana del Padre Juan Carlos, que hasta entonces no conocía, les comentó que la casa natal del Padre Brumana, un tiempo deshabitada, había sido asaltada por ladrones, que se llevaron muchas cosas. La hermana, que vivía en otro lugar, tuvo que entran a ver que había quedado a salvo. Entre lo poco que quedó encontró un cuadro con la imagen de la Mater que pertenecía a su hermano, desde muy joven... Cada vez más claramente la Mater buscó a Juan Carlos y a todos nosotros, desde hacía muchos años.

Pero todavía nuestra historia no termina. La hermana del Padre Juan Carlos decidió regalar ese cuadro de la Mater a Nazarena, la hija de Nora y Gabriel, antes de saber toda la historia que estoy relatando.

Nazarena recibió el cuadro y lo puso en su cuarto. Después de saber todo esto, les dije a Nora y a Gabriel que quería conocer a la hermana del Padre Juan Carlos. Se decidió que el encuentro se llevaría a cabo en la casa de nuestros amigos, donde pasamos una noche bellísima y pude ver a algunos sobrinos del Padre Juan Carlos, muy parecidos a él y, en el cuarto de Nazarena, la imagen de la Mater, luminosa y "sonriente" y diría yo satisfecha de haber cumplido con la tarea encomendada por su Hijo hace ya más de dos mil años: mantenernos unidos en el amor de Cristo y del Padre Eterno.

Si hay algún desorden u oscuridad en el relato, la culpa la tiene la emoción. Por lo demás, he contado las cosas con la frescura de lo realmente ocurrido, para la gloria de nuestra Madre Tres Veces Admirable.

 

 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2008 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 11.01.2008