Leben Pur - Pure life - Pura Vida
 published: 2008-01-25

Una misión de a dos

Beth Rockers y José Barriga, voluntarios en Schoenstatt, se casarán el 2 de febrero

 

Beth und José vor dem Exilheiligtum in Milwaukee

Beth y José en el Santuario del Exilio, Milwaukee

Beth and José at the Exile Shrine in Milwaukee

Beth und José vor dem Exilheiligtum in Milwaukee

 

Hochzeit ist am 2. Februar
 

Se casarán el 2 de febrero

They will marry on February 2nd

Hochzeit ist am 2. Februar

Fotos © Barriga 2008

   

PURA VIDA, José Barriga. Se conocieron el año 2004 en el corazón de Schoenstatt, junto al Santuario original. Nunca imaginaron que unos años después Dios uniría sus caminos para siempre.

Su primer encuentro en Alemania no fue nada del otro mundo. Se conocieron entre muchos otros voluntarios que, desde muchos países del mundo, visitaban Schoenstatt, ya sea para trabajar como voluntarios en las distintas casas religiosas de Schoenstatt, o para preparar la Jornada Internacional de la Juventud que se avecinaba (2005). Ella, Beth, estaba como voluntaria ofreciendo su ayuda y labor en la Casa madre de las Hermanas de María de Schoenstatt. Él, José, ayudaba a los Padres de Schoenstatt en la Casa paterna de la comunidad. Lo más gracioso es que la conversación más íntima que tuvieron durante su estadía en Schoenstatt fue: ¿cómo estas?

Un Movimiento fundado por un hombre que tenía una visión abierta a todo el mundo.

Cada uno regresó a su país de origen. Beth a Estados Unidos (Minnesota) y José a Bolivia (La Paz). Ambos continuaron participando en el Movimiento de Schoenstatt, en las respectivas ramas juveniles, sin siquiera recordar al otro. Ambos, al mismo tiempo, comenzaron sus carreras universitarias y también a trabajar. Tres años después de su "encuentro" en el Schoenstatt original, sucede que se encuentran en facebook (un programa de Internet donde se reúnen amigos). Entonces comienzan a conocerse más íntimamente y poco después ¡se enamoran por Internet! Pasados tres meses y contra todas las predicciones de amigos y familiares, José consigue visitar a Beth en Minnesota. La familia de Beth lo acoge como a un hijo y ambas partes, con las respectivas diferencias culturales que enriquecen todo tipo de relación, complementan y afirman la riqueza de este Movimiento internacional fundado por una persona que tenía la visión abierta para todo el mundo.

Unas semanas después se comprometen y fijan la fecha de su boda para el 2 de febrero.

Para Schoenstatt y la Iglesia entera

Sus familias se sorprendieron sobremanera al escuchar la noticia y después de unos días de ferviente oración y búsqueda de la voluntad del Padre se convencieron de que era la voluntad de Dios.

Dejando de lado todo temor por el qué dirán, tomaron la decisión de unir sus vidas en Cristo, para ofrecerlas a Schoenstatt y a la Iglesia entera.

Ahora, algo estresados con los preparativos de la boda, ambos están conscientes de la grandeza de la misión que Jesús les encomendó a través de Schoenstatt, y día a día confían ciegamente sus deseos y miedos a nuestra Madre, que desde el Santuario les asegura su cuidado y protección.

El primer paso de su misión, la boda, será en Minnesota, y la unión y fuente de fuerza para sus corazones será en el corazón de Jesús.

 

 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2008 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 25.01.2008