Nachrichten - News - Noticias
 published: 2007-12-07

Un mundo que cambiar

Un grupo de muchachos sella su Alianza de Amor con la MTA

 

Die 15 neuen Verbündeten mit Pater Tommy Nin Nitchell und Juan Francisco Viñas im Heiligtum im Schönstattland, Ciudad del Este

Los 15 nuevos aliados con el P. Tommy Nin Nitchell y Juan Francisco Viñas en el Santuario del Terruño, Ciudad del Este

The 15 new allies with Fr. Tommy Nin Nitchell, and Juan Francisco Viñas, in the Shrine of the Schoenstatt Land, Ciudad del Este

Die 15 neuen Verbündeten mit Pater Tommy Nin Nitchell und Juan Francisco Viñas im Heiligtum im Schönstattland, Ciudad del Este

 

Ein Teil der Gruppe

Parte del grupo

Part of the group

Ein Teil der Gruppe

 
Juan Francisco Viñas bekommt seine Weihemedaille  

Juan Francisco Viñas recibe su medalla de alianza

Juan Francisco Viñas receiving his Covenant Medal

Juan Francisco Viñas bekommt seine Weihemedaille

 
Die Schönstattfamilie ist zur Stelle und gratuliert  

Felicitaciones por parte de la familia de Schoenstatt

Congratulations of the Schoenstatt family

Die Schönstattfamilie ist zur Stelle und gratuliert

 
& vor allem Eltern, Freundinnen und die Mädchenjugend  

... especialmente los padres, novias, y la Juventud Femenina

...specially parents, girl-friends, and the Girls’ Youth

… vor allem Eltern, Freundinnen und die Mädchenjugend

 
Einzug in den Festsaal

Entrada a la sala de fiesta

Entering the party hall

Einzug in den Festsaal

Fotos: Javier Cabral © 2007

 
   

PARAGUAY, Juan Francisco Viñas. "¡Qué maravilloso es ver el entusiasmo y la alegría de estos fervientes jóvenes! Su amor y su lealtad ardiente para con la MTA son toda una inspiración. Dios quiera que la llama que arde en sus corazones encienda al mundo en llamas", escribe Melissa, de los Estados Unidos, después de ver en video la Alianza de Amor sellada por quince jóvenes de Ciudad del Este, que están disponibles desde hace un tiempo en la web de videos y audios de schoenstatt.de. Es la empatía mutua de los corazones ardientes por la Mater que le permitió descubrir estos testimonios de amor juvenil tan inspiradores... Este acontecimiento tuvo lugar el 17 de noviembre, en vísperas del 18, cuando quince jóvenes de Ciudad del Este sellaron su Alianza de Amor.

Juan Francisco Viñas, seminarista argentino de los Padres de Schoenstatt, los preparó para esta Alianza, un momento que también lo marco a él fuertemente, como transmite en su relato.

Este año, un grupo de quince muchachos decidió sellar su Alianza de Amor con la Mater. Se trata de José María Cabral, Jesús Aranda, José Antonio Duarte, Wilson Anisimoff, Emilio Allende, Thiago Allende, José Luis Solís, Carlos Alderete, Aldo Sosa, Rodrigo Colman, Luis Fernando Melgarejo, Alejo Escovar, Roberto Berino, Javier Raidan y Pedro Ortiz.

Estando yo de práctica en Paraguay, fue un honor para mi cuando me pidieron José Antonio Duarte (Joan), Pedro Ortiz (Cacho) y Jesús que los preparara para este hito. Hace ya tiempo se consumió mi vela de Alianza y adquirí una en el aniversario del Santuario Joven, el veintiuno de septiembre. Mi medalla de Alianza se me perdió. Este era una voz del tiempo para decidirme a renovar mi Alianza con estos muchachos que iban a sellarla este año. Y decidí hacerlo.

Mi terruño…

Empleamos el modelo de una rueda de Alianza que se estuvo implementando hasta ahora en la rama de universitarios de Asunción pero le hice algunos cambios. Estos cambios se deben en primer lugar a que ellos no son un grupo que recién se conoce a través de la Alianza (como sucede en una rueda) sino que ellos ya forman parte de un grupo de vida que lleva varios años. Esto es una ventaja y una fortaleza ya que un grupo de Schoenstatt tiene mucho mejor pronóstico que un grupo que se inició recién como universitarios. Por supuesto hay excepciones pero esta en general ha sido mi experiencia hasta ahora.

Desde que llegué a Ciudad del Este, experimenté algo especial. En el retiro de Alianza les conté que se trataba de este Santuario, Terruño. Verdaderamente es un lugar de acogimiento. Uno experimenta allí que esta es la Tierra con los resplandores del Tabor donde reina nuestra Señora tres veces Admirable... Es mi terruño, es mi tierra de Schoenstatt.

Pero vivimos en una ciudad donde es muy fácil perder tu identidad y convertirte en un subproducto de la sociedad; una ciudad que te ofrece todo tipo de vicios, de ruido, de distracciones. Estas distracciones y estos ruidos nos apartan de aquello que la Santísima Virgen tiene pensado para cada uno de nosotros, de cada uno de sus JM.

Schoenstatt es un sentimiento

Este año ellos quince tomaron la decisión de dejarse no sólo amar y cobijar, sino educar por la MTA. Porque ella es en definitiva lo más noble y puro que puede existir en nuestra vida como varones. Uno de los muchachos dijo una vez: "Schoenstatt no es una idea, es un sentimiento". A lo largo de las charlas que hemos tenido cada jueves a las diez de la noche en el Santuario, ella nos fue tomando de su mano y fue golpeando la puerta de nuestro corazón para moldearlo según su Hijo. Ha sido un año de decisiones para cada uno, para elegir si seguirían la vida de la masa o si aspirarían a algo más.

Se trata de creer no sólo en Dios sino en nosotros mismos, si nos animamos a creer que se puede vivir de otra manera, que se puede cambiar mi país, que "me puedo cambiar a mí mismo". Que puedo ser recio, que puedo exigirme con denuedo para alcanzar una misión digna de un caballero de la Mater. Ella no espera ni merece menos. Se trata de demostrarle con hechos que la amamos.

Los quince han dado un salto importante en sus vidas. La Mater es siempre fiel a esa Alianza.

Ellos deben ahora probarlo en vida. Deben probarlo no sólo en su vida privada sino en su universidad, en su familia y en su compromiso con Schoenstatt. Eso ha sido también una ventaja.

Los frutos que dé cada uno en su oración y en su autoeducación serán los mejores testimonios de lo que estoy diciendo. Para mí ha sido un regalo participar de su Alianza, es un lazo que nunca se va a romper, a pesar de que llegando a fin de la práctica el tiempo nos separe. Pero cada vez que renovemos la Alianza, estaremos unidos hombro con hombro en el Terruño... como el diecisiete de noviembre y le diremos a la Mater "Gracias una vez más por un mundo que cambiar".

¡Cabe destacar que el autor, después de los jóvenes, recibió de manos del Padre Tommy Nin Mitchell, una nueva medalla de alianza!

Videos

 

 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2007 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 07.12.2007