Nachrichten - News - Noticias
 published: 2007-11-23

Padre, aquí estoy, tu misión mi misión

El camino a la Alianza con el Padre - Varios miembros de la Rama de Madres de Ciudad del Este la sellaron el 18 de noviembre

 

Bündnis mit Pater Kentenich, Schönstatt-Mütter von Ciudad del Este, 18. November

Alianza Filial de la Rama de Madres  en Ciudad del Este, 18 de noviembre

Covenant with Father Kentenich, Mothers’ League in Ciudad del Este, November 18

Bündnis mit Pater Kentenich, Schönstatt-Mütter von Ciudad del Este, 18. November

 

Symbol der Mütter zum Bündnis mit Pater Kentenich auf der Sterbestelle Pater Kentenichs in Schönstatt

El símbolo de la Alianza Filial, en la tumba del Padre en Schoenstatt

Symbol of the Covenant with Father Kentenich, at the tomb of Fr. Kentenich in Schoenstatt

Symbol der Mütter zum Bündnis mit Pater Kentenich auf der Sterbestelle Pater Kentenichs in Schönstatt

 
Bündnis mit Pater Kentenich im Heiligtum von Ciudad del Este  

Alianza filial en el Santuario de Ciudad del Este

Covenant with Fr. Kentenich in the Shrine in Ciudad del Este

Bündnis mit Pater Kentenich im Heiligtum von Ciudad del Este

 
Im Heiligtum  

En el Santuario

In the Shrine

Im Heiligtum

 
Verbündete des Vaters  

Aliadas del Padre

Allies of the Father

Verbündete des Vaters

 
Geburtagsfeier

¡Cumpleaños feliz!

Happy birthday!

Geburtagsfeier

 
Begegnung mit P. Marian  

Encuentro con el P. Marian

Encounter with Fr. Marian

Begegnung mit P. Marian

Fotos: Javier Cabral © 2007

 

 

 

PARAGUAY, Gloria Ruiz Díaz. Los hermanos que tuvieron a su cargo definir, luego de talleres, reuniones y cierto trabajo en el seno de la Familia, el lema que nos acompañaría a lo largo de estos dos años, tal vez no calcularon la corriente de fuego que se encendería en la Familia con respecto a la persona del Fundador. Y aunque en la jornada de arranque repetíamos todos con fuerza el lema "Padre, aquí estoy, tu misión mi misión", más de uno se habrá preguntado – medio a escondidas, sin demostrar abiertamente nuestras "pocas luces" – "¿Pero cual es la misión del Padre?". Tal vez ese desempolvar aquellas charlas dormidas, abrir esos libros que hace rato no leíamos, proponernos participar sí o sí en las charlas sobre el Padre, hizo que todos nos cargáramos las pilas, para "conocer un poco más al Fundador". Y no solo conocerlo más, sino vincularse con él... ofrecerse a él como instrumento para su misión. La que dejó en manos de su Familia.

Las madres, poquitas en número – son aproximadamente 30 en la rama del Alto Paraná – decidieron hacer propio el lema del año, lo que las llevó a profundizar la vinculación con el Padre, y a ahondar en todos los escritos disponibles en los que el Padre ha dejado claros mensajes a las madres. Y muy especialmente a profundizar más que nunca el ideal de "Ser custodias vivas". En los encuentros mensuales de la rama, así como en las reuniones de los grupos, todo giraba en torno al ideal y al Fundador.

Las quería como aliadas en el día de su cumpleaños

Sin embargo, había una asignatura pendiente: solo tres madres en toda la rama habían sellado la alianza filial con el Padre. En la jornada de arranque se había tomado el propósito de caminar hacia esa alianza. Cada vez que se reunían afloraba el tema, pero también se mencionaban los impedimentos para participar en los talleres de preparación y hacer realidad el propósito. "El horario es el problema", "Yo justamente no puedo en esos días", "No, al final no voy a poder", se sucedían las justificaciones cada vez que el Secretariado del Padre realizaba la invitación. Pero el Padre tenía su "secreta idea predilecta": las quería como aliadas en el día de su cumpleaños, porque cuando Luis y Magdalena Martínez invitaron para esa fecha, dando la posibilidad de realizar los talleres por la tarde, la respuesta general fue ¡SÍ!

La sorpresa fue mayúscula cuando en el primer taller participaron 14 madres. Magdalena y Luis Martínez las acogieron tan cariñosamente en su casa. Todas experimentaron esa calidez propia del Padre. Ellos lograron que cada una descubra cómo el Padre ha estado siempre ahí y a cada una la ha llamado por su nombre de distintas formas, pero siempre con esa paternidad tan marcada que lo caracteriza.

El símbolo del compromiso

Dos tardes las dedicaron a la preparación, y luego de la elaboración de las oraciones personales, definieron entre todas el símbolo que querían regalarle al Padre en señal de este compromiso. En el símbolo están representados:

  • El pelícano: signo de la protección y de la entrega total a la que invita el Padre y que él hizo vida. Es el amor de madre que las identifica tanto con la Mater.
  • La lúnula de la custodia: La misión que tiene toda madre de ser portadora de la vida, tal como la Mater es la portadora de Cristo. Es la misión que el Padre encendió en los corazones de las madres.
  • Los rayos que simbolizan los dones del Espíritu Santo, y que llega por medio de María. Esos rayos también representan el anhelo de las madres de "irradiar" Schoenstatt hacia fuera, regalando esos "rayos" que precisamente recibieron del Padre y Fundador.
  • La mirada del Padre: El Padre ve todo y bendice todo desde arriba. "El Padre cuidará de todo".

Todo estaba previsto para que el 18 de noviembre se hiciera el intercambio de regalos con el Padre. Él les ha regalado "SU MISIÓN", y las madres le regalan su corazón "PADRE, AQUÍ ESTOY". 

Padre, tú – yo somos

Al amanecer del 18 ya se avizoraba la inestabilidad del tiempo, la lluvia no tardaría en llegar… y efectivamente llegó. Sin embargo, "confiando como niños", disfrutaron del domingo en la intimidad de sus familias, seguras que la Mater se encargaría de implorar una noche sin lluvia, pues Ella sabía que para sus hijos de Ciudad del Este ésta sería una noche muy especial: la renovación de la Alianza de Amor, en la tradicional Eucaristía de las 20,00 hs, el festejo del cumpleaños del Padre y Fundador, el encuentro de fin de año de toda la Familia, la alianza filial de las madres... Y así fue, a media tarde cayeron las últimas gotas para dar paso a una tardecita húmeda pero fresca. Los organizadores apuraban los últimos retoques de la "ambientación navideña" para la fiesta; el infaltable arbolito de Navidad con tarjetitas del teléfono del Padre colgando como globitos. El Padre y Fundador luciendo muy sonriente desde su imagen tamaño natural al lado de la tradicional torta de cumpleaños... Y a propósito de la torta; la misma tenía la inscripción: "PADRE, TU - YO SOMOS", "¡Pero si nosotros le pedimos a la repostera que dijese: PADRE, TUYOS SOMOS"!, era el reclamo justificado de los organizadores de la fiesta. Este pequeño incidente dejó sin embargo alguna duda flotando en el ambiente; ¿un error de la repostera o un mensaje providencial? Tal vez podríamos concluir que el Padre recuerda que la vinculación con él es personal; TU – YO, de pertenencia especialísima… El Padre habla de diversas maneras, solo espera que haya una escucha atenta…siempre.

Las fotos del símbolo en la tumba del Padre

Siendo las 19,30, y con un lleno total del Santuario, se iniciaba el rito de Alianza filial que una decena de madres sellaba con el Padre, al mismo tiempo que varios miembros de la Familia la renovaban. En el comulgatorio lucía el símbolo que las madres le regalaban al Padre como señal de la Alianza, así como las fotos de ese mismo símbolo que se había colocado a primeras horas de ese día sobre la tumba del Fundador. El Padre, tan generoso como siempre, retribuía esa entrega regalando la presencia del Padre Marian, que recién llegado de Suiza, presidía el rito. El Padre Marian fue asesor de las madres hace años, y luego de la Familia en sus inicios, acompañándola en un momento fundamental de su historia: la conquista del Santuario,. Fue uno de los que dio la primera palada y ahora se encontró con un hermoso y floreciente Terruño. Luego del "intercambio de corazones y de regalos", toda la Familia se dirigió al área donde se celebraría la Sta. Misa. En la homilía el Padre Marian recordó los inicios de la Familia, y cómo los planes de Dios – disfrazados en no pocos casos como problemas, fracasos, intentos fallidos por conseguir el terreno para el Santuario – fueron descubriéndose poco a poco, hasta que ya no hubo dudas que la Mater elegía erigir su morada en ese hermoso y estratégico lugar. Hoy se pueden agradecer todos esos obstáculos, porque la Familia creció, maduró y construyó. Con un entusiasta "Que los cumplas feliz…" dedicado al Padre Kentenich, a quien también las chicas de la juventud femenina dedicaron un mensaje, culminó la ceremonia litúrgica.

"Ha llegado la hora de tu amor"

Luego de la peregrinación al Santuario acompañando al Santísimo, se procedió a la quema de los capitalarios, y se inició la reunión fraterna compartiendo los deliciosos bocadillos y la gratitud a Dios y a la Mater por todas las bendiciones del año………….

Y en estos momentos tan intensos que regala la Mater, en los corazones surge espontáneamente la plegaria:

"Cuando brillan de nuevo el sol, la luna y las estrellas (...) cuando la Madre abraza al hijo con ternura, y brota música de todas las cuerdas de mi alma, entonces mi alianza suscita todas mis fuerzas diciéndome: ¡Ha llegado la hora de tu amor!" (Hacia el Padre, Nº 594)

 

 

 

Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]
Impressum © 2007 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, all rights reserved, Mail: Editor /Webmaster
Last Update: 23.11.2007