Nachrichten - News - Noticias
 published: 2007-09-21

Una visita importantísima: la Auxiliar nacional de la Campaña

Fundación de la rama de familias en Encarnación, Paraguay – Testimonios de una visita bendecida

 

Ein Ehepaar aus Encarnación trägt die nationale Auxiliar zur Itacua-Grotte

Un matrimonio de Encarnación lleva la Auxiliar Nacional a la gruta de Itacua.

A couple from Encarnación carrying the Natioanl Auxiliary to the grotto of Itacua

Ein Ehepaar aus Encarnación trägt die nationale Auxiliar zur Itacua-Grotte

 

Ankunft in Encarnación...

Llegando a Encarnación...

Arriving in Encarnación...

Ankunft in Encarnación...

 
Berührt... von ihr  

Momentos emotivos

Moments of emotion

Berührt... von ihr

 
In der Kirche  

En la Iglesia

At the church

In der Kirche

 
Vortrag  

Presentación

Presentation

Vortrag

 
Mission erfüllt!

Misión cumplida

Mission accomplished

Mission erfüllt!

Fotos: Clara Pardo © 2007

 
   

PARAGUAY, P. Antonio Cosp/Clara Pardo/mkf. "Queremos compartir algo muy especial que está pasando en nuestra comunidad. Somos de la ciudad de Encarnación, República del Paraguay, donde el Movimiento está en formación. Somos 3 grupos con un total de 30 matrimonios más o menos. Mañana, sábado 1 de septiembre, tenemos visita de las misioneras de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina que vienen a hacer un encuentro con los misioneros de la ciudad que ya están reuniéndose hace 10 años", escribe Hugo Villalba, de Encarnación. "Los integrantes de la Rama Familiar de Encarnación estamos ayudando juntamente con nuestros coordinadores Nelly y Alfredo Ramírez; es algo muy emotivo para nosotros ya que nos visitan con la Auxiliar que es la imagen que peregrina en Paraguay. Realmente para los que integramos el Movimiento es algo muy significativo todo lo que nos está pasando".

"Tengo ganas de contarle a todo el mundo el regalo que experimentamos en una pequeña peregrinación que hicimos, y que es como una chispa inicial que encendió tantos corazones y el mío en especial", cuenta, días después, Clara Pardo, del curso 19 de la Federación de Familias, una de las integrantes del grupo de misioneros de Asunción. Queda flotando la pregunta: ¿Quién ha misionado a quién? ¿Quién volvió más feliz de este encuentro? ¿Los de Encarnación por recibir la visita de la Auxiliar? ¿Los de Asunción por reencenderse con el fuego de la misión? "Es increíble la irradiación y lo atrayente de las Auxiliares", comenta, poco después, el Padre Antonio Cosp. "Primero pensaron si llevar o no la Auxiliar a Encarnación, y memos mal que la llevaron porque fue ella la que atrajo a todos..." – "Una de las cosas que más les impresionó y valoraron es la visita de la Auxiliar nacional", comenta Clara Pardo. "Lloraban de emoción por tan importante visita. El matrimonio Fleitas, de Encarnación, llevó la Auxiliar Nacional camino a la gruta de Itacua. "Fue un momento muy profundo para ellos rezar en este lugar; además desde esta capillita se ve también el lugar donde estuvo el Padre Kentenich al otro lado del río Paraná, desde el cual "miró nuestro país", importantísimo para nosotros. El Padre Kentenich nos regaló y sigue regalando su mirada paternal a este corazón de América".

El Verbo quiere seguir haciéndose carne desde Encarnación

Encarnación, comenta el Padre Antonio, es la tercera ciudad en Paraguay donde se fundó Schoenstatt, después de Asunción y Ciudad del Este. En julio, él visitó la ciudad. "El nombre de la ciudad recuerda que el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros. Fue fundada por san Roque González de Santa Cruz. La mirada del Padre Kentenich al Paraguay entró en 1949 por Itapúa. La rama de familias nace el año pasado por pedido de Monseñor Gogorza cuyo lema episcopal es: Verbum caro factum est. Su pedido cayó en tierra fértil y en un año de trabajo son tres los grupos consolidados con unos 30 matrimonios. Pude visitarlos del 10 al 13 de julio. Organizaron una charla abierta con el tema firmeza y ternura, las dos manos de un mismo amor. Asistieron a la catedral, en la noche más fría del año, unas 300 personas, entre ellos el obispo auxiliar y otros dos sacerdotes. Se acercaron también dos matrimonios de Colonias Unidas.

Con la rama estuve dos noches cargadas de inquietudes y anhelos y una tarde con la Campaña del Rosario con quienes compartí una charla y un rosario en la única ermita de la ciudad engalanada de fiesta. El matrimonio federado de Ciudad del Este, Nelly y Alfredo Ramírez, son los asesores que acompañan con una visita mensual este proceso tan bendecido. Personalmente quedé colmado por la fuerza y el cariño de los encarnacenos. Siento que Schoenstatt quiere ser un continuador de la historia santa de Roque y sus compañeros jesuitas. El Verbo quiere seguir haciéndose carne desde Encarnación para toda la Patria, dando prolongación a la Nación de Dios, tan ricamente nacida en aquel inicio del siglo XVII".

Un nuevo milagro de Pentecostés

"Sigo degustando en silencio toda nuestra peregrinación y ese calor que me abrasa y siento que es la mirada de Dios Padre que nos cuidó y nos regaló su Espíritu de Amor, su Espíritu de Familia", comparte Clara Pardo. "Siento que es una mirada complacida que nos dice: Estoy con ustedes y les cuido, son mi pequeño rebaño, son mis hijos e hijas predilectas. Con el correr de los días aun es difícil describir con exactitud las gracias especiales que se han derramado en nuestros corazones, sólo el tiempo lo dirá. Inicialmente fuimos con mucha expectativa los misioneros de la Campaña del Rosario, entre ellos todo el equipo de la Peregrina de la Serenidad. La Rama Familiar de Encarnación nos regaló muchísimo más de lo que esperábamos, muchísimo más de lo que se imaginan. Fuimos a anunciar las glorias de María en nuestras pequeñas vidas y sin embargo sentimos que Ella ahí en medio de todos los hermanos encarnacenos se estaba glorificado aun más. Fueron tres días intensos de un nuevo milagro de Pentecostés que se nos estaba regalando.

Nuestra charla, por parte del equipo de la Peregrina de la Serenidad, consistía en exponer la vida de la Hermana Emilie y las gracias que se experimentan con la novena de la Serenidad, además de explicar la vida y heroísmo de Don Joao Pozzobon con la esforzada Campaña del Rosario. Sin embargo nuestra Mamá Maria nos tenía preparada una sorpresa mucho más grande: nos regaló la cálida experiencia de ser Familia de Schoenstatt".

Más comprometida con mi apostolado como misionera de la Campaña

"El sábado 1 de septiembre fuimos Luis, Rosa María y yo para la misa en Betania, y para nuestra sorpresa nos encontramos con una charla-curso muy rico y ameno sobre el documento de Aparecida. Seguramente Dios sabía que por mi cansancio físico (estoy embarazada) ya estaba llegando al límite de mis fuerzas; este buen sacerdote al entrar me invita a sentarme "delante de él", y esta suave violencia hizo que no me durmiera, al contrario, sentí el mensaje clarísimo de nuestro Padre Celestial sobre la misión que tenemos todos los bautizados de anunciar a Cristo, que estamos llamados a ser sus misioneros y discípulos, que debemos conocerle cada vez más, que debemos amarlo cada vez mas, y me sentí aun más comprometida en mi apostolado como misionera de la Campaña del Rosario, que lo que estábamos haciendo era lo justo que se nos pide, y que tal vez debemos "hacer más por el reino de Dios". ¡Que regalo maravilloso! ¡Dios nos estaba haciendo conocer perfectamente su voluntad! ¡Y en todo este SÍ nos ayuda María! Qué felicidad inmensa sentí finalmente con esta hora de charla y meditación con todas las personas que estaban ahí congregadas y nosotros no conocíamos. Realmente no esperábamos este regalo, nos entrecruzábamos las miradas diciéndonos: "Nosotros vinimos a misa", y al final del encuentro Rosa Maria interpretó que el Padre Kentenich nos estaba diciendo a cada uno "santifíquese". Luis comentó además posteriormente que cuando el sacerdote dijo que "la reunión inicial de Obispos de Latinoamérica preparando el encuentro de Aparecida se gestó en Tuparenda", también le recordó al Padre Fundador diciendo "A la sombra del Santuario se decidirán los destinos del mundo". Qué profeta nuestro fundador. Qué gran misión tenemos, el ser "Nación de Dios, corazón de América".

Al día siguiente, domingo, Monseñor Ignacio Gogorza nuevamente reforzó el mismo mensaje de Aparecida en el encuentro con los matrimonios, es decir, para nosotros significa: "quien tiene oídos que oiga" y verdaderamente no podemos quedarnos tibios después de esta experiencia. Gracias, Padre Bueno, porque nos regalaste esta Familia en Encarnación y por Tu santo mensaje de seguir marchando con alegría hacia los pueblos guiándolos con la Madre Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt hacia la Santísima Trinidad.

Gracias porque María nos cubrió con su manto y se reveló a través de todos los detalles y la acogida tan maternal que tuvieron con nosotros.

¡Gracias, Dios Misericordioso, porque TÚ nos elegiste para Schoenstatt y por la jornada vivida con sabor a un pedazo de Cielo aquí en TU tierra de Encarnación!".

¡Me siento orgullosa de mi familia de Schoenstatt!

"Recién estamos despertando del hermoso sueño por la VISITA que tuvimos el fin de semana", cuenta Sebastián Martin, de Encarnación. "Obviamente, que ella, además de traernos la gracia de su visita, nos permitió conocer hermanos en la fe y en los ideales, y por sobre todo, compartirlos una jornada maravillosa, que de corazón les agradecemos. Veo en el horizonte que las herramientas que ustedes dejaron para trabajar el terreno, darán frutos espectaculares. Nosotros confiamos en que Nilda y Julio, y los demás misioneros que se les van a sumar, harán reflorecer la Campaña en Encarnación, y expandirse luego a otros lugares del interior...".

"Estamos seguros que Santa Maria de la Encarnación del Verbo no es sólo el nombre de la ciudad, sino el proyecto de vida cristiana de todos y cada uno de los hogares, y con más fuerza en esa región de la Nación de Dios", escriben los asesores, Nelly y Alfredo Ramírez, después de escuchar los testimonios tanto de los misioneros de Asunción como de las familias de Encarnación. "Recuerdo en este momento la luz de la mirada de nuestro pastor Monseñor Ignacio Gogorza, cuando al inicio de su exposición nos decía: La experiencia fundamental vivida y recogida es: sentirnos tan orgullosos de pertenecer a la Iglesia, y parafraseando con él, y al mismo tiempo recreando ese sentimiento que nos une con nuestro pastor en comunión les puedo decir: ¡Me siento orgullosa de mi familia de Schoenstatt!"

 

 


Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 21.09.2007 Mail: Editor /Webmaster
© 2007 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved, Impressum