Nachrichten - News - Noticias
 published: 2005-10-20

Partidarias de la vida

XXº Encuentro de mujeres en Mar del Plata, Argentina

 

Ser partidaria de la vida

Be in the side of life

Auf der Seite des Lebens stehen

 

Santuario de Mar del Plata

Shrine in Mar del Plata

Heiligtum in Mar del Plata

 
 

Hijos predilectos de Dios

God’s favorite children

Gottes Lieblingskinder

 
 

Cada niño un regalo de Dios...

Each child, a gift from God…

Jedes Kind ein Geschenk Gottes…

 
 

…con ganas de vivir

… with the desire to live

… mit dem Wunsch zu leben, zu wachsen

Fotos: Seeger © 2005

 
 

ARGENTINA, Soledad Oliva Carreras. El fin de semana del 8 al 10 de octubre de 2005 fue muy especial para las mujeres del Movimiento de Schoenstatt de Mar del Plata: junto con otros cientos de mujeres católicas, participaron en una instancia importantísima en la lucha por la defensa de la vida.

A partir del Encuentro Internacional de Mujeres que se llevó a cabo en Beijing, China, en 1995, las organizaciones feministas de todo el mundo radicalizaron su discurso – antes centrado en aspectos sociales de la vida de la mujer: igualdad de oportunidades laborales, derechos civiles, participación política, etc. – orientando su lucha hacia la destrucción de la sociedad, alentando la homosexualidad, exigiendo políticas públicas de anticoncepción (para un sexo "libre" y "seguro") y, fundamentalmente, buscando la legalización del aborto.

Durante el XXº Encuentro Nacional de Mujeres realizado por miembros de distintas organizaciones políticas y sociales entre el 8 y el 10 de octubre en Mar del Plata, quedó muy en claro que estos grupos, que se proclaman como defensores de los derechos de la mujer, tienen como verdadero objetivo destruir la institución familiar y promover la cultura de la muerte.

Una alianza por la vida

El obispo de Mar del Plata, Monseñor Juan Alberto Puiggari y la Comisión Diocesana de Pastoral para la Mujer, realizaron durante todo el año un excelente trabajo de preparación, organizando charlas a fin de que las mujeres que quisieran participar del Encuentro defendiendo la vida, contaran con las herramientas adecuadas, y coordinando la labor de los diferentes movimientos religiosos de la diócesis, tarea con la que desde el principio el Movimiento de Schoenstatt colaboró activamente.

Así fue como unas quinientas mujeres, católicas, cristianas o sencillamente, partidarias de la vida, pudieron asistir a este encuentro, que se caracterizó por obstaculizar la participación de las mujeres reales, montando un verdadero aparato de "desinformación".

"Las cifras oficiales, dadas a conocer por sus organizadoras a los medios, hablan de más de 30.000 inscriptas. Lo que como asistente pude ver fue que hubo alrededor de 50 talleres temáticos (de algunos se formaron varias comisiones) cada uno con un máximo de cuarenta participantes" comenta Soledad Oliva Carreras..

Las temas tratados fueron diversos. Entre otros se pueden mencionar especialmente los talleres que abordaban la relación de la mujer con la organización social y barrial, la salud, la desocupación, la violencia familiar y, por supuesto, la anticoncepción, el aborto y las estrategias para lograr su despenalización. Estos últimos temas se imponían en la discusión en todos los talleres, más allá de su pertinencia y, en ocasiones, de manera forzada.

Quieren vivir y que sus hijos vivan

Muchas mujeres de Schoenstatt participaron de los talleres más arduos, como el de aborto, para el que se requería una preparación muy sólida y una valentía a toda prueba. Quien esto escribe, por razones que hacen a su propia historia, decidió ser parte del taller Mujer y Salud y fue una experiencia sumamente fuerte. Aparte de las organizadoras, la mayoría de las participantes eran personas con enfermedades terminales o familiares de víctimas de catástrofes o trabajadoras de centros de salud pública, urgidas todas por una política de Estado que valore la salud como un bien social y por una comunidad que les dé contención, amor y solidaridad. Mujeres, que en muchos casos fueron traídas a Mar del Plata "para hacer número" pero que golpearon el corazón de quienes las escuchaban, porque, a pesar de su falta de preparación académica y aún repitiendo el discurso armado por otras a favor del aborto, lo que realmente querían decir era que quieren vivir y que quieren que sus hijos vivan. Y eso fue palpable a medida que transcurría el debate y cada una aportaba su testimonio, contaba su historia, sus necesidades, sus reclamos, su dolor.

Por eso creo que este taller se les escapó de las manos a las señoras feministas, reflejando lo que es la realidad en el país: la legalización del aborto no figura en la verdadera agenda de necesidades de la gente, es algo que se quiere imponer. Y así, gracias a Dios, se lo pudo manifestar en las conclusiones del taller que, en lugar de exigir el aborto legal, libre y gratuito (como era la consigna implícita del Encuentro) proponen que se trabaje "sobre un plan de educación para la sexualidad sana (...) que trate integralmente tanto la salud reproductiva, la planificación familiar y la paternidad y maternidad responsables".

Se necesitan comunicadores del verdadero amor

Nada de esto, claro, fue tapa de los diarios. Sí lo fueron el caos organizado de las marchas de protesta que sembraron vergüenza y destrucción a su paso. Sí lo fueron las consignas de las pancartas de las trabajadoras de la muerte. Sí se habló del enfrentamiento entre las mujeres del Encuentro y las católicas "infiltradas".

Todo eso existió, ciertamente. Pero son sólo las aristas más llamativas de una realidad mucho más compleja: la de un país de hombres y mujeres que sufren la falta de educación, de trabajo digno, de acceso a la salud y que además son bombardeados sistemáticamente por el discurso de grupos mucho más poderosos que los usan para hacerse con sus votos o con su aval en encuentros como este.

En la Argentina del siglo XXI se necesitan trabajadores dispuestos a llevar la Palabra de Jesús, se necesitan comunicadores del verdadero amor. Y es esta realidad la que, como católicos, nos desafía a todos y nos compromete a un apostolado fecundo


Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 19.10.2005 Mail: Editor /Webmaster
© 2005 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved, Impressum