Nachrichten - News - Noticias
 published: 2005-06-03

María, custodia viva

Peregrinación anual de la diócesis de Brownsville al Santuario Confidentia en Rockport, Estados Unidos

Peregrinación anual de la diocesis de Brownsville al Santuario en Rockport/Lamar

Annual pilgrimage of the diocese of Brwonsville to the Shrine in Rockport/Lamar

Jährliche Wallfahrt der Diözese Brownsville zum Heiligtum in Rockport/Lamar

 
 

Misa

Mass

Messe

 
 

Antes de la coronación

Before the crowning

Vor der Krönung

 
 

El P. Héctor Vega presenta la corona

Fr. Hector Vega presenting the crown

P. Hector Verga mit der neuen Krone

 

Coronación

Crowning

Krönung

 
 

Adoración de Jesús en el Sacramento de la Eucaristía

Adoration of Jesús in the Most Holy Sacrament

Anbetung Jesu im Allerheiligsten

Fotos: Cantú © 2005

 

 

 

EE.UU., Carlos Cantú. Un evento muy anhelado y bien preparado fue la peregrinación anual de la Diócesis de Brownsville al Santuario de Schoenstatt en Rockport/Lamar, Texas. Participaron unas 700 personas, que viajaron entre tres y cuatro horas desde sus lugares de residencia. Cada año en la peregrinación coronan a María; este año como "Nuestra custodia viva"

El día empezó con peregrinos que llegaban apresurados al Santuario, ansiosos por saludar a la Sma. Virgen. Pronto se llenó el Santuario y muchos tuvieron que permanecer de pie mientras una multitud esperaba su turno para entrar afuera del Santuario. Muchos venían a darle gracias por favores recibidos, otros venían con el corazón lleno de peticiones y plegarias, y otros llegaban a visitarla por primera vez en su Santuario de Schoenstatt. Había una señora que ha venido al Santuario Confidentia por muchos años. Ella siempre venía con su esposo y su familia. Esta vez la peregrinación fue el domingo 22 de mayo y hacía unos días que había enterrado a su esposo. Dijo que tenía que venir, que tenía que darle gracias a la Virgencita y que tenía que pedirle su ayuda para poder continuar en su peregrinar por la vida sin su esposo. ¡Cuántas historias más se podrían haber contado! ¡Cuán grande es la fe de estas personas y cuanto se puede aprender de ellas! Poco después de las 10 de la mañana se empezaron a cantar las tradicionales "mañanitas" a Nuestra Señora. Más de 700 peregrinos elevaron sus corazones cantándole a María. Luego se rezó una oración de bienvenida y siguió el canto "Buenos días, Paloma Blanca".

Tantos fueron los peregrinos que se tuvieron que celebrar simultáneamente dos Stas. Misas

Con los peregrinos de Los Fresnos, Texas, venían cuatro religiosas que trabajan en la parroquia de ese lugar. Las Hermanas pertenecen a una orden mexicana: Hermanas del Espíritu Santo y la Sagrada Familia. Entregadas al canto, venían bien preparadas con sus instrumentos y pudieron ayudarles con la música a las Hermanas de María de Schoenstatt. Ayudaron en la Misa en español y deleitaron a todos con un hermoso canto de coronación. Esto añadió solemnidad a la coronación de la Mater por la tarde.

Los Padres de Schoenstatt, el P. Héctor Vega y el P. Christian Christensen, dieron pláticas en inglés y español. Hablaron sobre la Sma. Virgen y el Año de la Eucaristía. Este año la Mater fue coronada como Custodia viva. Tantos fueron los peregrinos que se tuvieron que celebrar simultáneamente dos Stas. Misas, una en español y otra en inglés, una en la planta baja y otra en el primer piso. A los organizadores se les presentó repentinamente una tarea inesperada, ya que la decisión de celebrar dos Stas. Misas no se tomó hasta que se constató la necesidad esa misma mañana. Sin embargo, todo funcionó de maravilla y se mantuvo un ambiente de oración. Después de la Santa Misa todos se abrieron camino para llegar al pabellón o a algún lugar con sombra para el almuerzo a la canasta. A las 2 de la tarde todos se reunieron para rezar el Santo Rosario. Fue un hermoso rosario bilingüe.

Una corona para la "Mujer Eucarística"

Después del Santo Rosario se inició una solemne procesión. Los miembros de una familia traían una corona especial que se había hecho para este día, para María, Custodia Viva, la mujer eucarística, como dice el Santo Padre. La oración de coronación se rezó en inglés y luego en español.

"Querida Madre y Reina, aumenta nuestro amor por Cristo tu Hijo en la Santa Eucaristía y ayúdanos a recibirlo con reverencia. Danos la gracia de ser audaces para mostrar nuestro amor, reverencia y respeto por Cristo en la Santa Eucaristía. Bendice nuestros esfuerzos apostólicos de fomentar en la Diócesis de Brownsville el crecimiento del Movimiento de Schoenstatt por medio de grupos, evangelización, y la Campaña del Santo Rosario. Al continuar la obra de nuestro Padre Fundador, el Padre José Kentenich, pedimos que su amor a la Iglesia se manifieste en nosotros y así lo llevemos al honor de los altares. Por manos de nuestro Padre Fundador, el Padre José Kentenich, hoy te coronamos como MARíA. NUESTRA CUSTODIA VIVA..."

A continuación se renovó la Alianza de Amor en los dos idiomas. Después de la coronación se recibió la Bendición con el Santísimo. En conclusión, cada peregrino recibió una tarjetita muy especial. En un lado, la tarjeta lleva la imagen de una custodia que está sobre la alfombra que se encuentra en la Capilla del Fundador, en el lugar donde el Padre Kentenich se fue al Schoenstatt Eterno. En el otro lado la tarjeta lleva la fecha del 22 de mayo de 2005, el título MARIA, NUESTRA CUSTODIA VIVA y las palabras "Yo soy el Pan de Vida, El que viene a mí, nunca tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed." Juan 6,35



Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 03.06.2005 Mail: Editor /Webmaster
© 2005 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved, Impressum