Nachrichten - News - Noticias
 published: 2005-02-25

No podremos olvidar que Don Giussani en 1985 nos honró con su fraternal presencia en la celebración del centenario del natalicio de nuestro fundador, el P. José Kentenich

Carta de pésame de la Presidencia internacional de la Obra de Schoenstatt a la Comunidad "Comunión y liberación"

24 de febrero, Milano, funeral de Don Luigi Giussani

February 24, Milan, funeral of Mons. Luigi Giussani

24. Februar, Mailand, Beerdigung von Don Luigi Giussani

Foto: milan 2005

 
   
Muy estimado P. Carrón:

en nombre de la Presidencia internacional de la Obra de Schoenstatt quiero expresarle mi profunda condolencia por el fallecimiento del fundador de su Movimiento, Mons. Luis Giussani. Al humano sentimiento de dolor por su desaparición física se une la agradecida memoria de las grandes cosas que Dios obró en su vida. La experiencia viva del amor de Cristo lo transformó en testigo y mensajero suyo en el mundo de hoy. Con su ejemplo de vida y con su palabra a miles de hombres y mujeres les mostró el camino para el encuentro con el Dios encarnado, actuante también hoy en los corazones humanos y en las culturas de los pueblos. El Espíritu Santo lo impulsó en el seno de la Iglesia a ser fundador y padre de una Fraternidad que promueve la comunión y busca la liberación plena. Con inagotable energía y amor apasionado consagró todas sus fuerzas a esta vocación. Saber que Don Giusssani ya ha alcanzado la meta para la cual vivió es motivo de un Magnificat. Saber que desde el cielo continuará siendo guía e eficaz intercesor es motivo de consuelo y de esperanza.

No podremos olvidar que Don Giussani en 1985 nos honró con su fraternal presencia en la celebración del centenario del natalicio de nuestro fundador, el P. José Kentenich. Los sucesivos contactos con él en ocasión de los congresos mundiales de los Movimientos y en otros acontecimientos eclesiales reforzaron nuestra convicción de estar en presencia de un hombre de Dios, de un instrumento del Espíritu que es fuente de comunión y de fraternidad en Cristo. Le agradecemos a Dios la gracia de haberlo conocido. Y le pedimos que su espíritu continúe vivo y actuante en su fundación, para fecundidad de la misma y para bien de toda la Iglesia.

Para usted, estimado P. Carrón, imploramos el don de la fidelidad creadora al carisma de Don Giussani. Reciba nuestra condolencia por su deceso y nuestra gratitud por su vida y su obra, junto con un cordial abrazo en Cristo y María

P. Angel Lorenzo Strada

 


Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 25.02.2005 Mail: Editor /Webmaster
© 2005 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved, Impressum