Nachrichten - News - Noticias
 published: 2004-11-26

ˇDurante cuarenta años has sido nuestra Reina fiel!

Se reunieron una ciento treinta personas en la ermita de la Fidelidad, que es el centro de la Familia de Schoenstatt de La Feria, Texas

Unos 130 personas celebraron el 40° aniversario de la ermita en La Feria

Some 130 persons celebrated the 40th anniversary of the wayside shrine in La Feria

Gut 130 Personen kamen zur Feier des 40. Jahrestag des Bildstocks in La Feria

 
 

La ermita en La Feria, "corazón" de la familia de Schoenstatt de la diocesis

The wayside Shrine in La Feria, heart of the Schoenstatt family of the diocese

Der Bildstock in la Feria, Herz der Schönstattfamilie in der Diözese

 
 

La Auxiliar no puede faltar

The Auxiliary maynot miss

Die Auxiliar darf bei einer solchen Feier nicht fehlen

 
 

Predica

Sermon

Ansprache

Fotos: Cantú © 2004

 

 

 

ESTADOS UNIDOS, Carlos Cantú. El nonagésimo cumpleaños de Schoenstatt ha sido una ocasión memorable para toda la Familia. Muchos han podido mirar hacia atrás y ver con asombro todo lo que se ha llevado a cabo no sólo en Schoenstatt original sino en todo el mundo. El Padre y Fundador pisó la tierra de Texas en 1948; al año siguiente llegaron las primeras Hermanas de María de Schoenstatt. Diez años después, en 1959, fue bendecido el Santuario en Lamar, el Santuario "Confidentia". Fue ofrecido en gratitud anticipada por la liberación del exilio del Padre y Fundador. En ese mismo año, 1959, dos Hermanas de María de Schoenstatt llegaron para trabajar en la parroquia de San Francisco Javier en La Feria, Texas. Lentamente y después de cumplir con sus obligaciones en la parroquia, empezaron a realizar su tarea predilecta: Schoenstatt. En poco tiempo habían formado varios grupos de jovencitas y de madres. Poco a poco llegaron los matrimonios. Y así fue que en el 18 de octubre de 1964 (cuando Schoenstatt cumplía 50 años) fue bendecida una ermita de la MTA. Este fue el nacimiento del Movimiento de Schoenstatt en la diócesis de Brownsville, que en aquel entonces era parte de la diócesis de Corpus Christi.

Muchas oraciones, sacrificios y peticiones están enterrados en los fundamentos de este santo lugar. En los primeros años hubo fuertes pruebas y tribulaciones que pondrían en peligro la presencia de esta pequeña ermita. Los malentendidos y los sufrimientos serían parte de la vida de la Familia de Schoenstatt, pero también recibieron con ellos muchas gracias y bendiciones. Tres vocaciones a las Hermanas de María de Schoenstatt y una vocación al sacerdocio diocesano nacidas de una de las familias serían uno de los frutos de la presencia de la Madre y Reina.

En el 18 de octubre de 1989, vigésimo quinto aniversario de la pequeña ermita, fue anunciado su nombre a toda la Familia: la Ermita de la Fidelidad. La Madre y Reina había sido muy fiel. Nunca abandonó a sus hijos, por el contrario, continuamente les probaba su fidelidad. Ahora ellos querían mostrarle a Ella su amor recíproco coronándola como Reina de la Fidelidad.

Algunos de los actuales schoenstattianos participaron en la bendición de la ermita

Cuarenta años después, el 18 de octubre de 2004, la Familia de Schoenstatt de La Feria se reunió en la Ermita de la Fidelidad para homenajear a la Reina de la Fidelidad. Concurrieron más de ciento treinta personas y entre ellas hubo algunas que habían estado presentes en la bendición de la ermita y que continúan perteneciendo a Schoenstatt. Presidió la celebración el P. Héctor Vega (Padre de Schoenstatt que reside en Texas) y lo acompañó el P. André Kazadi de los Padres CICM, asistente en la parroquia.

Oración que rezaron en agradecimiento y para renovar la coronación de la Reina de la Fidelidad.

"Querida Madre Tres Veces Admirable, Reina y Vencedora de Schoenstatt: Hoy nos reunimos aquí alrededor de tu Ermita de la Fidelidad para darte gracias por los cuarenta años de bendiciones; cuarenta años de alegría y esperanza; cuarenta años de tu intercesión y educación maternales. La pequeña semilla que se plantó hace cuarenta años ha crecido, ha florecido y ha producido mucho fruto. Todos nuestros esfuerzos, nuestro trabajo, y lo poco que hemos dado se han convertido en una gran bendición para el Valle del Río Grande y la diócesis de Brownsville. Todo esto ha sido posible por tu fidelidad y generosidad hacia nosotros. Querida Madre, hoy es tu día. Deseamos pedirte que continúes en tu trono aquí, en tu Ermita de la Fidelidad, que continúes derramando las gracias de Dios en abundancia para nuestros sacerdotes, religiosas, familias y para todos los que vengan aquí con corazones abiertos. Acepta esta corona de tus hijos schoenstattianos. Te la ofrecemos por las manos de nuestro Padre y Fundador, el Padre José Kentenich y te rogamos que le pidas a Dios Padre que pronto reciba la corona del honor de los altares. Por cuarenta años Tú has sido nuestra Reina Fiel. Continua bendiciéndonos con tu fidelidad. Amén".


Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 26.11.2004 Mail: Editor /Webmaster
© 2004 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved, Impressum