Schönstatt - Begegnungen

La certeza de sentirse amados por el Padre Bueno, cobijados por María

La Peregrina para los recién nacidos o niños en riesgo

Entrega de la Virgen Peregrina para los recién nacidos o niños en riesgo a Tomás y Gaby, en Corrientes, Argentina
Tomás and Gaby, of Corrientes, Argentina, receiving the Pilgrim Mother for recently born babies of children at risk of life
Überreichung der Pilgernden Gottesmutter für Neugeborene und Kinder in Lebensgefahr an Gaby und Tomás aus Corrientes
Cobijado por la Mater
Protected by the Mother
Unter dem Schutz der Gottesmutter
Fotos: Liotti © 2002
Protección y amor: La foto de recién fallecida Virginia, en Johannesburgo, Sudafrica, en la canasta de la Peregrina
Protected and loved: The photo of recently died Virginia, in Johannesburg, South Africa, in the basket of Pilgrim MTA picture
Geschützt und gelienbt: Foto der gerade verstorbenen Virginia aus Johannesburg, Südafrika, im Körbchen des Bildes der Gottesmutter, die sie begleitet hat
Foto: Jarvis © 2002
Cruz blanca en Corrientes
White cross in Corrientes
Weißes Kreuz in Corrientes
 
Misa 18 de mayo, 2000: Cecilia en brazos de su mamá; junta a ellas, su papá, la abuela, y sus cinco hermanos
Mass in gratitude for life, May 18, 2002: Cecilia in the arms of her mother; with them their father, grandmother, and five siblings
Dankesmesse für das Leben, 18. Mai 2000: Cecilia in den Armen ihrer Mutter; mit ihnen kamen der Vater, eine Oma und fünf Geschwister
Fotos: Liotti © 2002

ARGENTINA, CR-Corrientes, Martha Liotti, mb/mkf. Cada año, el 18 de septiembre se celebra no sólo el cumpleaños de Patricio que este año celebró su 6 cumpleaños -, sino también el de la Virgen Peregrina para los recién nacidos o niños en riesgo. Cuando Patricio, de bebe, luchaba por su vida, nació esta modalidad de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt. Martha Liotti, abuela de este pequeño, viaja cada año desde Corrientes a Buenos Aires, a 1000 km. de distancia. Allí, en el Santuario del centro renueva todos los años para esta fecha su consagración como misionera de los bebés en riesgo. A lo largo del año 2001 esta modalidad se fue difundiendo en Argentina y el exterior; en los Estados Unidos, Sudáfrica y un hospital en Alemania. En el año 2002 se extendió a Portugal, Angola y México.

Esta modalidad ha seguido desarrollándose en los años 2001 y 2002 de la misma forma en que se inició: la misionera o misionero acerca la pequeña imagen peregrina, de manera personal, al lugar donde está el bebe o niño en riesgo de vida. Esta imagen acompaña a los papás en los momentos difíciles que viven, a la vez que vela por el nacimiento y el post-natal de los bebés en riesgo. La imagen es pequeña y tiene en el reverso la oración de confianza compuesta por el Padre Kentenich. Puede peregrinar en una canasta blanca (moisés) y está coronada por un denario. Se les pide a los papás que consagren el bebé a la MTA de Schoenstatt y recen juntos. Como las otras peregrinas, también éstas llevan un cuaderno con testimonios.

Con el consentimiento de los padres, se consagra el bebe al Corazón Inmaculado de María. Este primer paso "abre las puertas" para ser acogido por la Mater y así entrar en los canales de gracias que se originan en los Santuarios. Todos los meses se invita a los papás a la Misa de Alianza para agradecer al Padre por la salud de los bebés.

"María se hacía presente junto a nuestro bebe"

En el año 2001 se consagró como misionera Estela Muñoz de Gauna, mamá de Ariel, quien nació muy prematuramente con grave riesgo de vida, y recibió la peregrinita y las gracias de la Mater, siendo ahora un bebe sano y hermoso. Es algo que sucede a menudo a través de la experiencia muy fuerte con la Virgen Peregrina de los bebes, los padres se sienten llamados a responder, muchas veces, consagrándose como misioneros.

Uno de los innumerables testimonios expresa mejor que muchas palabras lo que significa esta modalidad:

"Mi embarazo presentaba ciertas complicaciones y corríamos el riesgo de un parto prematuro. Fue así que el 20 de diciembre, estando en mi casa, en El Colorado, Provincia de Formosa, sólo en compañía de mi hija de 8 años (el resto de la familia se encontraba lejos), se produjo rotura de bolsa y comenzó a desencadenarse el trabajo de parto. Yo tenía pleno conocimiento de que mi bebé tenía sólo 31 semanas de gestación y necesitaría asistencia médica especializada, además de una incubadora, con lo cual no contamos aún en este lugar.

Ante esta situación, puse toda mi confianza en nuestra madre María y al cabo de una hora, con la ayuda de brazos amigos, me encontraba camino a Corrientes, distante a 160 km. Llegamos bien y una hora después nació nuestro bebé, quien además de contar con las atenciones de un equipo de neonatólogos excelentes en la Clínica Modelo, recibió muchísimo cariño de parte de los enfermeros de este centro durante los largos días que debió permanecer allí. Qué alegría fue para nosotros descubrir que una vez más María se hacía presente junto a nuestro bebé, y en este caso se hacía visible a través de personas que como ella, dijeron SÍ a Dios y aceptaron formar parte de esta hermosa Campaña para "niños recién nacidos y bebés en riesgo" bajo la advocación de Nuestra Señora de Schoenstatt.

Infinitas gracias a estas personas que con un corazón ensanchado de amor, se acercan a nosotros, los papás, en los momentos difíciles, cuando la espera se hace larga y la angustia nos invade. Allí están ellos para recordarnos que tengamos esperanza en María, porque Ella es Madre, y al igual que nosotros conoció el sufrimiento, la angustia, el dolor y la espera.

Dejémosla entonces que nos acompañe y que interceda por nosotros y por nuestro bebé ante Dios Padre. No lo olvidemos, el rezo del Santo Rosario obra milagros.

Hoy, a cuatro meses de estos hechos, podemos decir gozosos que Bruno Francisco (nuestro cuarto hijo) es un bebé sano y hermoso, y que ha traído a nuestro hogar mucha, muchísima alegría".

Irradiación en la Argentina y en el exterior

Durante el año 2001 hemos visto cómo esta Modalidad fue difundiéndose en nuestro país y en el exterior; en los Estados Unidos, Sudáfrica y un hospital en Alemania. En el año 2002, se extendió a Portugal, Angola y México.

Hemos podido colaborar, desde aquí, en la tarea de difusión e implementación de esta Campañita, en otras diócesis del país y en otros países, enviando material, según nos han requerido los responsables de cada lugar.

Ser Misionero de la "Campañita" requiere, además de la compañía y la oración, una práctica generosa de la caridad

Como signo de este tiempo, se nos ha presentado una nueva perspectiva: estos momentos de grave crisis económica no puede encontrarnos ajenos a las necesidades materiales de las familias misionadas. Muchas familias del interior de nuestra provincia se ven obligadas a radicarse por un tiempo más o menos prolongado en esta capital, por contar con servicios de neo-natología más especializados, imprescindibles para la recuperación de los bebes en riesgo de vida. Aquí sobreviene una especie de "caos" familiar que en muchos casos bloquea los mejores intentos por profundizar la misión. Esto requiere del misionero, además de la compañía y la oración, una práctica generosa de la caridad, en términos de solidaridad y entrega.

Ayer, era la presencia hecha de cercanía, oración y seguridad del amparo de la Mater, dando salud a los bebes y fuerza a los papás. Hoy, además, se nos pide ayuda concreta, que alivie situaciones extremadamente dolorosas en estas familias.

La cruz blanca y una foto en la canasta de la Virgen Peregrina

Junto a una ermita de la Parroquia Niño Jesús, ha sido colocada una Cruz Blanca. Fue bendecida en la mañana del 21 de julio de 2000 por el Director Nacional del Movimiento de Schoenstatt, Padre Guillermo Carmona, quien a su vez fundamentó el sentido de esa cruz.

Ezequiel Omar Cabral nació el 2 de septiembre de 1999. Estando en riesgo de vida, recibió la pequeña imagen peregrina de la Virgen de Schoenstatt y fue consagrado a su Inmaculado Corazón. Recibió el Bautismo, y con la misma blancura inmaculada de la Gracia, volvió a los brazos del Padre, el 7 de enero del 2000. Su cortísima vida terrena transcurrió en una incubadora y con muchos sufrimientos. La fortaleza testimonial de sus padres y sus cinco hermanitos, habló a la Familia de Schoenstatt de una entrega sublime; todo ese dolor ha quedado simbolizado en el más puro color, el blanco de una Cruz, y desde esa Cruz, una vida tan inmaculada como la del pequeño Ezequiel dirá a todos que la Familia de Schoenstatt ha recibido un aporte valioso, un Capital de donde surgirá la fuerza de María para conquistar corazones para su Hijo Jesús.

Los papás de los bebés y niños en riesgo de vida tienen en Ezequiel un seguro mediador, que llevará al Padre Bueno las plegarias por sus hijos.

"Aquí estamos un poco tristes", escribieron Thea y Pipa Jarvis el 18 de agosto de 2002 desde Sudáfrica. Desde julio del año pasado la Peregrina de los bebes en riesgo está en su casa, donde reciben bebes prematuros nacido de madres con SIDA y bebes abandonados, algunos de ellos con SIDA. "Perdimos a uno de nuestros bebes, Virginia, la primera que fallece desde el arribo de la Virgen Peregrina". La foto de pequeña Virginia en el moisés de la Peregrina habla por sí misma.

Quizás se perfilen como dos vertientes en esta Campaña para bebés, dice Martha Liotti: una, la de los niñitos abandonados por sus padres que encuentran en la Madre, a través nuestro, todo el amor y la ternura que les falta. Y la otra, que es la que nos involucra aquí en Corrientes, la de los padres que aman inmensamente a sus bebés y viven con terrible angustia, la posibilidad de que partan de su lado... en ambos casos, la certeza de sentirse amados por el Padre Bueno y cobijados por María llena el espacio de ese encuentro de Amor.

Más:
Contacto: Martha Liotti, Corrientes, Argentina (español, inglés): mliotti@hotmail.com


Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 30.10.2002 13:37 Mail: Editor /Webmaster
© 2001 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved