Schönstatt - Begegnungen

"La vida y las luchas de toda la Familia están aquí porque nosotros estamos aquí..."

Día de Alianza – una cadena de entrega, confianza, y amor familiar que abraza al mundo entero

On each 18th of the month, wayside Shrines, often in areas far away from any Shrine, - like this in Northwestern Argentina - are place of covenant renewals
An jedem 18. des Monats sind Bildstöckchen - oft in weit entfernt von irgend einem Heiligtum liegenden Gegenden, so wie dieses irgendwo im Nordwesten Argentiniens - der Ort der Bündniserneuerung
"The love and striving of the entire family are here, because we are here...", by the wayside shrine at Juana Kosley, Argentina.
"Die Liebe und das Streben der ganzen Familie sind hier, weil wir hier sind," beim Bildstöckchen in Juana Kosley, Argentinien
They are meant as the participants in Schoenstatt renew their covenant "united with all who at any Shrine, wayside shrine ... renew their covenant": Missionaries of the Rosary Campaign in the diocese of Santiago de Estero, Argentina
Sie sind gemeint, wenn man in Schönstatt das Liebesbündnis erneuert "verbunden mit allen, die irgendwo bei einem Heiligtum oder Bildstöckchen" sind: Missionare der Pilgernden Gottesmutter in Santiago de Estero, Argentinien.
Foto: Archiv Argentinien © 2002
Schoenstatt pilgrims from Valais, Switzerland -they brought the longing for a Shrine
Schönstätter aus dem Wallis, Schweiz - sie brachten die Sehnsucht nach einem Heiligtum mit
Strawberry punch for all!
Erdbeerbowle für alle!
Summer music
Sommer-Musik
Mothers from Johannesburg, and Harare, with the picture of the MTA and the new crown
Mütter aus Johannesburg und Harare mit ihrem MTA-Bild und der neuen Krone
Fotos: POS, Fischer © 2002

SCHOENSTATT, mkf. Cada 18, el día de Alianza une a personas de todo el mundo en una cadena de entrega, confianza y amor familiar. Más que nunca, en este día, uno siente que a través de la Alianza con la Madre tres veces Admirable, a través del cariño y la misión del Padre, el Santuario como hogar común, y a través del Capital de gracias, los schoenstattianos somos familia. En verdad, cuando dos o tres schoenstattianos se reúnen en este día junto al Santuario Original o alguna ermita lejana, pueden experimentar y decir al mismo tiempo: "la vida y las luchas de toda la Familia están aquí porque nosotros estamos aquí, las alegrías y sufrimientos de toda la Familia internacional están presentes aquí porque nosotros estamos presentes aquí". Como en cada día de Alianza, así también este 18 de junio pasado - el día más caluroso del año en Alemania, con 39.5º de temperatura!

Como cada 18, para quienes se encuentran en Schoenstatt es una experiencia muy especial pensar en tantas personas que en este día renuevan su Alianza, desde las Filipinas hasta California... Mucho antes de comenzar el día de Alianza en Schoenstatt, el Santuario Original se ve colmado en toda su capacidad por aquellos que a través de sus oraciones y anhelo se hacen presente en este lugar de gracias, y cuando ya es noche cerrada aquí, millares de personas siguen reuniéndose en torno a ermitas, Santuarios, Santuarios del Hogar... para renovar su Alianza de Amor. Una enorme cadena de amor que abraza al mundo entero!

"Los recordamos a todos ustedes en nuestro pequeño grupito de la Campaña del Rosario, congregado en la Iglesia de los Siete Dolores de María en Wyndmoor, Pensilvania, USA", escribió el Padre John D. Reardon. "Pensamos en ustedes y en todos los que peregrinan a Schoenstatt en este día. Gracias por tenernos presente allí".

Una corona para la Mater - regalada por la Mater

Temprano por la mañana, unas madres de dos Cursos de Federación de Sudáfrica y Zimbabwe compartieron la Santa Misa en el Santuario Original en su penúltimo día de estadía en Schoenstatt. Las integrantes de uno de los Cursos tuvieron una alegría muy especial - en este día de Alianza pudieron presentarle a la Mater la corona que quieren entregarle; que llegó justo a tiempo desde la Joyería de los Hermanos de María.

En Schoenstatt – representantes de Suiza, Sudáfrica, Zimbabwe ...

Asistieron también a la celebración de Alianza de las 19.30 hs. en la Iglesia de la Adoración, junto con la peregrinación de Valais, Suiza, de visita en Schoenstatt por unos días en compañía del P. Christoph Horn y la Hna. Joseline Becchio. Con sus dos pequeñas banderas - de Suiza y de Valais - se dieron a conocer en todos lados. Llegaron a Schoenstatt con un gran anhelo y pedido en sus corazones: un Santuario en Valais. Por el momento, una ermita cercana a Naters es "anticipo" del Santuario tan anhelado!

Un grupo de Profesionales jubiladas, de retiro en la Casa Marienland, se unió también a la celebración de Alianza, junto con los que residen en Schoenstatt, la Familia de Schoenstatt local, y muchos visitantes y peregrinos - representando al Schoenstatt internacional en el lugar de origen - que deseaban participar "en" las celebraciones allí, como escribió Mercedes Vivoni desde Arlington, Texas, USA, "cobijados en nuestra querida cuna de nacimiento".

"... cierro los ojos y me imagino que estoy en la misma banca en la que hice mi Alianza en el Santuario Original..."

"El Santuario Original era un lugar muy especial para mí, y desde que lo conocí y realicé la Alianza allí, aumentó en mi corazón el cariño por ese Santuario. Cuando voy a Misa de Alianza por la noche en el Santuario de aquí, me quedo viendo a la Mater y cierro los ojos y me imagino que estoy en la misma banca en la que hice mi Alianza en el Santuario Original, y las canciones y oraciones de las demás personas, la tranquilidad del Santuario, me ayudan a sentir que estoy rezando allá, es padrísimo", escribe Yadira Oceguera, una joven de Querétaro, México, que en agosto de 2000 selló su Alianza en el Santuario Original.

En muchos lugares – especialmente en los Santuarios – se celebra Misa en el día de Alianza. "Ayer salí tarde del trabajo y llegué apenas a la bendición final de la misa de Alianza", comentó Cristian Figuero, de Chile. "Luego pude subir al Santuario de Montahue con la Familia para renovar la Alianza de Amor".

"Aquí, en Buenos Aires, hace mucho frío y no pudimos tener Misa en el patio delante del Santuario; el Padre Guillermo celebró en un salón que las Hermanas tienen al lado del Santuario", contaron Lito y Norma Barbieri. "Nos habló del amor. Dijo que si aparece un marciano y nos pregunta cuál es nuestro rasgo característico como cristianos y como schoenstattianos, deberíamos responder: el amor – pero además de decirlo, vivirlo".

Un día 18 especial en Ecuador: Se veía el Santuario lleno de imágenes peregrinas

"Ayer, día 18, tuvimos por primera vez la Misa organizada por las misioneras de la Campaña de la Virgen Peregrina en el Santuario, y la verdad es que salió muy bonita. Se veía el Santuario lleno de imágenes peregrinas y afuera también; fue un día 18 especial", escribió Tere Bourne de Velarezo, misionera de Guayaquil, Ecuador. "Pero ¿por qué fue especial? A mi parecer, porque hubo demasiadas coincidencias: un 18 de junio el Padre Kentenich habló de la manera como podemos rezar y vivir el rosario para ayudar a la Virgen a que descienda y a cumplir su misión desde el Santuario, así como lo hicieron los primeros congregantes en el Santuario Original. El ya había dicho: Sin el Santuario, no puedo hacer nada. Don Joao también en esta fecha realizó actos relevantes, como consagraciones, visitas a otros Santuarios como el de Villa Ballester, en Argentina, donde recordó las palabras dichas por el Padre Kentenich, y estas coincidencias me hicieron vivir este día en grado más intenso aún".

Instrumentos de Dios para educarnos a amar

Los textos de la celebración de Alianza en Schoenstatt se inspiraron en la gratitud por las gracias recibidas a través de la Alianza, y el pedido de un amor más fuerte que nos capacita a salir al encuentro de los demás con una actitud de amor y de perdón. Un grupito de schoenstattianos de diversas Ramas locales enriqueció las canciones con flautas y guitarras. El Padre Beller presidió la celebración, expresando en su homilía que Dios nos educa para amar y lo hace de dos maneras diferentes: en primer lugar, a través de personas con quienes nos sentimos unidos y en total comunión, cuya presencia física o espiritual es para nosotros fuente de gozo y alegría - es un regalo de Dios contar con amigos así, un regalo que debemos valorar y atesorar.

Por otro lado, nos educa a través de personas que nos sacan de quicio, que nos utilizan para sus fines, que nos hieren y traicionan. Es a estas personas a quienes debemos aplicar las palabras de Jesús exhortándonos a amar a nuestros enemigos. El milagro de transformación interior es el milagro de estar abiertos y dispuestos a mirar a estas personas con los ojos de Dios - con los ojos de Dios que los ama y me invita a amarlos también.

A continuación, como en cada 18, se repartieron papelitos para que todos pudiesen escribir allí sus aportes al Capital de Gracias -encuentros con personas cuya presencia nos despierta alegría y felicidad; encuentros con personas que me causan dolor; la alegría más grande; la desilusión más profunda; tristeza, angustias, desolación... Unidos a nuestro Padre, a ustedes, y a los millones de personas que renuevan hoy su Alianza de Amor, elevamos nuestra oración con esas palabras que resonaron en diversos idiomas, hoy, junto a innumerables ermitas, Santuarios del Hogar y Santuarios: "Oh Señora mía, oh Madre mía...". Junto a la Iglesia, donde ardía el fuego de Alianza, unos matrimonios schoenstattianos de Vallendar (acompañados por las Señoras de Schoenstatt), ofrecieron a todos un refresco de frutilla, mientras los peregrinos de Valais cantaban su Himno y las madres de Sudáfrica y Zimbabwe desaparecieron por un rato en la tumba del Padre para mostrarle su corona a nuestro Padre!

Concluida la celebración en Schoenstatt, la misma continuó en otros lugares: "Congregados como tus hijos, tu Familia, nos entregamos enteramente a vos: Oh Señora mía, oh Madre mía..."



Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 28.06.2002 13:02 Mail: Editor /Webmaster
© 2001 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved