Schönstatt - Begegnungen

Viaje en bicicleta desde Trier hasta Schoenstatt: No podemos dejar de hablar de ello!

Un seminario de Relaciones Públicas y Prensa de Schoenstatt marcado por los recuerdos de una experiencia familiar inolvidable.

Bike ride pilgrimage from Trier to Schoenstatt: an unforgettable community experience.
Fahrradwallfahrt von Trier nach Schönstatt: unvergessliches Gemeinschaftserlebnis
Rest stop
Wohlverdiente Pause
The proud group of bike ride pilgrims
Die stolze Gruppe der Fahrradwallfahrer
Reiner Eichenberg - co-organizer
Reiner Eichenberg, Mitorganisato
Relaxing with songs and a good glass of Moselle wine
Entspannung mit Liedern und einem guten Glas Moselwein
A rose for Sr. Anne-Meike
Eine Rose für Sr. Anne-Meike
Ringing the bell in Schoenstatt!
Willkommensläuten in Schönstatt
Fotos: Eichenberg © 2002

ALEMANIA.- Maria Engler/MKF "Y te acuerdas cuando por fin llegamos al tope de la montaña?" "Ayer mi esposo y yo nos empezamos a acordar del paseo en bicicleta durante una invitación a una parrillada; hablamos de ello todos los días!" Y hablaron de ello en cada minuto libre durante el seminario para Relaciones Públicas y trabajo periodístico de Schoenstatt que tuvo lugar el 8 de Junio, 2002, en el Centro de Schoenstatt de Trier, dictado para miembros de la Rama de Madres de Schoenstatt de la diócesis de Trier. Dos semanas antes, miembros de esta rama, algunas de ellas junto a sus esposos, y acompañadas por otras personas, hicieron una peregrinación de cuatro días de Trier a Schoenstatt, curbiendo más de 60 kilometros en tres días y aproximadamente 50 el cuarto día.

La vida enciende vida no se necesitaba una prueba para esta "verdad evangélica" que la Hna. Kornelia (de la Press Office Schoenstatt) declaró al comienzo del seminario sobre el trabajo periodístico de Schoenstatt. Las experiencias de reciente paseo en bicicleta, se compartieron en cada minuto libre. "Nuestra pereginación debe estar en schoenstatt.de" Al final de la primera unidad del seminario estaba claro. Cada uno recibió una página de la revista impresa donde se condensan los artículos que se publican en schoenstatt.de. La tarea consistía en leer y luego compartir: Qué hecho condisero el más importante? Qué motivación saco yo de este artículo, para mí mismo, mi trabajo en la rama o en Schoenstatt? Qué significado tiene que nuestro obispo lea esta revista?

Press Seminar: Working with the magazine edited by Press Office Schoenstatt - information, motivation from Schoenstatt life!
Arbeit mit "Schönstatt Aktuell"beim Presseseminar in Trier: Aha-Erlebnisse, Anregung, Ideen aus dem Schönstattleben

Ideas e inspiraciones

La vida enciende vida: luego de leer los artículos sobre los eventos de Schoenstatt en Abril y a comienzos de Mayo, se despertó una atmósfera de asombro, alegría, creatividad, celo por la misión. "El saber que todas las presentaciones de la Obra de la vida del Padre Kentenich en Paraguay estuvieron totalmente llenas me lleva a decidir a leer más sobre el Padre Kentenich para conocerlo mejor!", dijo una de las mamás. Otra estaba muy emocionada con la idea de Puerto Rico; se invitaba a los padres a consagrar a la Virgen María en el aniversario de la consagración de nueve años del Padre Kentenich". Deberíamos hacer eso en Schoenstatt, antes de que el Obispo decida hacerlo en la Catedral, es una hermosa idea", explicó el protagonista de este proyecto. El reporte acerca del compromiso de una pareja a una lejana población en la provincia de Mendoza y su testimonio de haber ofrecido por primera vez su amistatd a la gente hizo que otra mamá sugiriera el enfocarse en cómo puede uno ofrecer primero su amistad y luego las invitaciones a las reuniones. A Maria Engler le encantó la frase "Santuario Abierto" y otra mamá se sintió inspirada por el rosario que se rezó durante el mes de María en el Santuario de La Paz, Bolivia.

Otro estaba muy orgulloso de saber más acerca del sacerdote de Schoenstatt que murió en el Campo de Concentración de Dachau, Heinrich König, que será homenajeado por la ciudad de Gelsenkirchen, en donde se pondrá nombre a una plaza en su honor. Y el concenso general fue: seguro que otros también se sentirán insporados por nuestra peregrinación en bicicleta así que comenzaron a compartir.

Subiendo y bajando cuestas como en la vida diaria

A mediados de Mayo, 18 personas salieron de Trier para viajar 240 kilómetros desde Trier hasta Schoenstatt siguiendo el Río Moselle. Una de las participantes dijo: "Andábamos cuesta arriba y cuesta abajo, o a través de amplias avenidas, igual que en la vida real!" La experiencia de comunidad fue excelente, y fue creciendo en cada uno de los 240 km de la ruta, mientras los participantes se dirigían a Schoenstatt. El primer día probó la disposición de los participantes fuertes lluvias calaron hasta los huesos!" "Piensen que es una aventura". Luego había mucho más que compartir que si hubiera sido un día con un clima espléndido. La gratitud por el clima que se iba mejorando era muy obvia!

Los días comenzaron con una meditación en la mañana y terminaron con una Santa Misa luego de haber llegado. Las mamás no podían dejar de hablar sobre la cara de sorpresa del párroco ante esta invasión!" Que también era en cierta forma un apostolado.

Ulrike y Reiner Eichenberg ella es la dirigente del distrito de Koblenz planearon la ruta, les preocupaba un poco que todo saliera adelante sin accidentes, y estaban felices de ver este grupo lleno de ánimo. Durante el tiempo de almuerzo y el café en el seminario, las mamás se turnaron para compartir sobre las mejores aventuras del tour, como cuando una de ellas se quedó encerrada en la casa mientras los otros ya habían salido! Es obvio, el sentido comunitario de tal esfuerzo es tangible (y audible).

Combinando el estar en forma física y espiritualmente.

"Me gustó la forma de combinar el estar en forma física y espiritualmente, " dijo una de las ciclistas peregrinas. "Me siento relajada como después de tomar unas largas vacaciones". Los esposos de las mamás que hicieron la peregrinación tenían un rol muy importante, pues exploraban las rutas, se quedaban atrás para estar seguros que nadie se quedara atrás, y disfrutaron de conocer los amigos y amigas de sus esposas y lo que las mueve a compartir su tiempo, compromiso y crecimiento espiritual.

Fue un momento muy especial el arrivo del grupo a Schoenstatt y el primer esposo que llegó al Santuario comenzó a tocar la campana!

Las mamás están convencidas de que esta experiencia debe ser repetida el año que viene y están dispuestas a aconsejar a cualquiera que quiera tener la misma experiencia como aquella inolvidable peregrinación en bicicleta a Schoenstatt.

Traducción: Angie Santos, Guayaquil, Ecuador



Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 25.06.2002 12:58 Mail: Editor /Webmaster
© 2001 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved