Schönstatt - Begegnungen

Colores de Alianza

Encuentros en torno al Santuario Original

Maria Teresa Coelhoo (l) from Belo Horizonte, Brasil, with Naila and Wilke: "On each 11th, the Pilgrim Mother visits me, today I visit her."
Maria Teresa Coelhoo (l) aus Belo Horizonte, Brasilien, mit Naila und Wilke: "An jedem 11. kommt die Pilgernde Gottesmutter zu mir, heute komme ich zu ihr!"
Carla from Monterrey, Mexico: A quick visit to the Original Shrine during a travel with a group.
Carla aus Monterrey, Mexiko: Blitzbesuch im Urheiligtum während einer Gruppenreise
Also from Monterrey, Mexico: they came via taxi to Schoenstatt
Auch aus Monterrey, Mexiko: sie kamen mit dem Taxi für ein paar Stunden
Enrique and Doracy Armadans, from Asunción, Paraguay
Enrique und Doracy Armadans aus Asunción, Paraguay
Fotos: PressOffice Schoenstatt, mkf © 2001
A postcard from Paraguay as expression of unity: "These are our Shrines, where she is so close to us!"
Eine Postkarte aus Paraguay als Zeichen der Verbundenheit: "Das sind unsere Heiligtümer, wi sie uns ganz nah ist."
Foto: Archiv © 2001

(mkf) En la víspera del aniversario de la ordenación del Padre Kentenich, el 7 de Julio, cuatro mujeres de Monterrey, México, vinieron a Schoenstatt en un taxi, que habían tomado para llegar al lugar desde donde la Virgen Peregrina es enviada a cada uno que la recibe cada mes.

Como ellas, los visitantes de todo el mundo vienen a Schoenstatt no sólo en grandes grupos sino también de forma individual todos ellos añadiendo sus colores personales a la Alianza de Amor, el rostro de Schoenstatt.

María Teresa Coelho de Belo Horizonte, Brasil, vino desde Heidelberg acompañada de su hija y su yerno. Ella había estado visitando a la joven pareja, Naila y Wilke quienes están estudiando música en Alemania. El 2 de Junio, un día lluvioso y frío, vinieron a Schoenstatt, todos ellos por primera vez. María Teresa comentó: "La Virgen Peregrina me visita cada 11 de mes, y yo sé que ella es enviada desde un lugar llamado Schoenstatt en Alemania! Yo quería encontrar ese lugar" Están en el Santuario Original por primera vez y escuchan hablar del Padre Kentenich, cuya tumba también quieren visitar. Ahí ellos confian a sus seres queridos a su intercesión. También quieren saber de Schoenstatt en Belo Horizonte, y en Brasil y por ello son invitados a la Oficina de Prensa de Schoenstatt a buscar las noticias acerca de Brasil en www.schoenstatt.de y ahí encuentran de nuevo a la Virgen Peregrina! María Teresa escribió algunos días después: "A través de nuestra Madre Peregrina nos conocimos en ese día lluvioso del 2 de Junio. Nunca voy a olvidar nuestro encuentro y nuestra caminata hacia el Santuario de Schoenstatt. Desde Fátima, Portugal, donde iré en Julio antes de regresar a Brasil, estaré espiritualmente en Schoenstatt con mis oraciones."

Porque un amigo vino muy emocionado después de conocer Schoenstatt

Una pareja de militares de Estados Unidos escucharon a un amigo de San Salvador lo hermoso que era estar en Schoenstatt, así que decidieron venir y verlo por sí mismos. "Dónde está el Santuario donde Schoenstatt comenzó? Necesitamos encontrarlo!" Se alegraron de saber que estaban muy cerca. "Vamos a mudarnos a Wiesbaden pronto, así que talvez podemos venir más a menudo!"

El 7 de Julio, cuatro mujeres de Monterrey, Mexico, se dirigieron al centro de información en Schoenstatt habían venido en taxi. "Estábamos en Amsterdam, de viaje a través de Europa, y sencillamente teníamos que venir. Una amiga que pertenece a Schoenstatt nos dijo que no nos perdiéramos este lugar." Una de las señoras pertenecía a la Campaña de la Virgen Peregrina: "Cuando mi esposo murió, me trajeron a la Virgen Peregrina. Fue un gran consuelo tenerla cerca." A ella le había dicho su amiga lo que debía hacer en Schoenstatt: Visitar el Santuario Original y la Tumba del Padre Kentenich.

Ver personalmente lo que conocen y aman por fotos y libros

Doracy Wagener de Armadans, de Asunción, Paraguay, y su esposo, Enrique Armadans, vinieron el 10 de Junio desde Hamburgo donde estaban visitando a su hijo quien está estudiando en esa ciudad. Ellos pertenecen a la Rama de Familias de Schoenstatt en Paraguay. "El contacto directo con los lugares santos," dice Enrique, es lo que hizo la visita de un día a Schoenstatt especial para él. "Con profunda emoción personalmente veo y siento lo que hemos visto y leído tantas veces en fotos y libros." Para Doracy, las pocas horas en Schoenstatt significaron una profunda experiencia espiritual, y: "el sentirse más cerca de la familia de Schoenstatt." Para Enrique, el climax de la peregrinación fue "haber caminado por el mismo lugar que caminó el Padre Kentenich el último día de su vida." En la Capilla del Fundador, añade, uno siente la presencia del Padre Kentenich, y su presencia será lo que él llevará como un precioso "souvenir" desde Schoenstatt. Como souvenir propio, ellos dejaron una postal del Santuario en Tuparendá: "Este es nuestro Santuario, donde la bendita Madre está tan cerca de nosotros, donde se reunen tantos peregrinos; es verdad cada año el 18 de Octubre, celebramos nuestro Santuario junto a 40,000 personas!"

El 30 de Junio, en la mañana, Carla de Monterrey literalmente corrió al Santuario Original ella tenía muy poco tiempo para estar allí: "Estoy de paso con un grupo de estudiantes, venimos de Amsterdam, y convencí a las personas a cargo para hacer un pequeño desvío para así poder estar aquí!" Una oración en el Santuario Original una parte del precioso tiempo que tenía lo había perdido tratando de encontrar el lugar-, una foto, una vela, y de regreso al grupo: "Es un regalo tan grande haber estado allí, en nuestro Santuario!"

Traducción: Angie Santos, Guayaquil, Ecuador

 



Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 11.07.2001 14:30 Mail: Editor /Webmaster
© 2001 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved