Schönstatt - Begegnungen

Una soleada sorpresa o: Una lección de Fe en la Divina Providencia

Procesión de Corpus Christi en Schoenstatt

Flower carpet in front of the Mother House; each year on Corpus Christi, Sisters and volunteers decorate Mount Schoenstatt for Jesus in the Blessed Sacrament
Blumenteppich vor dem Muterhaus; jedes Jahr zu Fronleichnam schmücken Schwestern und Freiwillige die Wege auf Berg Schönstatt für Jesus Christus.
The procession began by the Adoration Church - with grey skies
Die Prozession begann bei der Anbetungskirche - noch bei grauem Himmel.
Children with flags and flowers carried a Pilgrim Mother picture
Kinder mit Blumen und Fähnchen begleiteten ein Pilgerheiligtum.
Young people with the Schoenstatt flag and the flag of the anniversary in Chile
Junge Leute mit Schönstattfahne und der Fahne des Jubiläums in Chile.
Pilgrims from Ecuador contributed a song from their country
Wallfahrer aus Ecuador sangen ein eucharistisches Lied aus ihrer Heimat.
Monsignor Wolf carrying the monstrance
Monsignore Wolf mit der Monstranz
Final blessing in front of the Adoration Church
Schluss-Segen vor der Anbetungskirche
Members of the Niederwerth brass band
Blaskapelle Niederwerth

On Saturday, many volunteers spent hours preparing the flower carpertsAm Samstag verbrachten freiwillige Helfer Stunden damit, die Blütenteppiche vorzubereiten.

Fotos: PressOffice Schoenstatt, Brehm© 2001

(mkf) Cuando antes de la bendición final de la procesión de Corpus Christi en el Monte de Schoenstatt, el Domingo 17, algunos de los participantes temían una insolación, la lección de la Fe Práctica en la Divina Providencia fue perfecta. Sólo dos horas antes, estaba lloviendo, lo cual hacía temer por la realización de la procesión alrededor del Monte de Schoenstatt. Aproximadamente entre 1,300 y 1,500 personas desde cerca y lejos, entre ellos grupos de Polonia y de Ecuador, se unieron a la tradicional procesión, famosa por la abundancia de alfombras de flores en todos los caminos, preparadas por las Hermanas de Schoenstatt y muchas voluntarias el Sábado.

Cada año de nuevo, aquellos que están a cargo de la procesión de Corpus Christi en el Monte de Schoenstatt, revisan los pronósticos del tiempo – este año, otra vez, ¡estaba previsto que llovería! Pero sin embargo, muchas Hermanas de María y voluntarios pasaron horas los días anteriores recolectando pétalos de flores y preparando las alfombras. Un grupo de Murow, Polonia, que había estando visitando Vallendar, la ciudad hermana de Murow, vino también a la Procesión, así como miembros de la Rama de Madres de Suiza, una peregrinación de Ecuador, dos buses llenos de peregrinos de Grimmitschau, Alemania del Este, uno de Saarland y muchas personas de lejos y cerca, aproximandamente unas 1,300 – 1,500.

Un momento de confianza

Un Sábado soleado terminó con rayos, truenos y lluvias que duraron toda la noche, continuando hasta que había comenzado la Santa Misa en la repleta Iglesia de la Adoración. El Coro Juvenl de Vallendar se turnó con el coro de las Hermanas de Schoenstatt en ofrecer los cantos para la eucaristía festiva.

Un momento de confianza y de una decisión arriesgada antes de la bendición final, mientras la lluvia había cesado: "Iremos, pero sólo a un altar y luego regresaremos a la Iglesia."

La banda de bronce de Niederwerth acompañó a la procesión. El carácter internacional de Schoenstatt, el lugar de origen y centro espiritual del Movimiento Internacional de Schoenstatt, se vio resaltado por las banderas de más de 40 países, muchas de ellas portadas por representantes de esos países, por oraciones rezadas en diferentes idiomas, pero sobretodo por la gran cantidad de representantes de todos los continentes. Los peregrinos de Ecuador que habían llegado el día anterior, llevaban con alegría y orgullo las imágenes y fotos de la Virgen Peregrina, muchas de ellas decoradas con signos de amor y gratitud.

María – La Estrella que nos guía en el camino a Cristo

La alfombra de flores en el Santuario del Monte de Schoenstatt mostraba a María como lo estrella que guía en el camino a Cristo. Mientras el coro de Schoenstatt cantaba y se rezaban las oraciones, el cielo se iba tornando más despejado. Monseñor Zimmerer anunció que la procesión iría también al altar de la Casa Madre, y todos aquellos que guiaban la procesión fueron testigos de las hermanas que corrían para llevar los ramos de flores y los micrófonos. "Fue una gran alegría", dijo una joven de Alemania del Norte, "¡Me gustó mucho esa espontaneidad!" Antes de la bendición, los peregrinos de Ecuador cantaron "Dios de Amores" un canto acerca de su amor por Cristo y el Santísimo Sacramento. "Somos un país eucarístico," dijo la Hna. Consuelo de Ecuador, "y estamos tan contentos de haber podido celebrar la segunda procesión de Corpus Christi de nuestra peregrinación, la primera en Roma, con el Santo Padre, y ahora aquí!" ¿Fue por el canto de Ecuador? En minutos, el cielo azul y el sol radiante se añadió a la alegría y confianza de los allí presentes.

El Dios de la Vida – un Dios de sorpresas

Durante la bendición final en la Iglesia de la Adoración, algunos participantes buscaron la sombra. "El Dios de la Vida es el Dios de las sorpresas," dijo Monseñor Zimmerer al final, "estemos agradecidos no sólo por las sorpresas dolorosas sino también por las alegres, como este sol radiante!" – "Quién hubiera dicho que habría este sol," dijo una mujer. "Esto fue una verdadera lección de la Fe en la Divina Providencia. La próxima vez que todos mis planes se desmoronen, recordaré este sol radiante luego de la lluvia torrencial. Pero debemos tomar nuestras decisiones antes de ver el sol!"

En la tarde, algunos visitantes y grupos vinieron a admirar las alfombras. En la vieja granja, se ofreció, café, torta, y galletas – una buena oportunidad para conversar. Cada hora se efectuaba una meditación en el Santuario; a las 15.00, se realizó un servicio Eucarístico en la Casa de Formación. Mientras se cantaba el canto final, empezó una fuerte lluvia. "El sol de esta mañana fue un gran regalo," dijo alguien. "¡Estamos tan felices de haber tenido esta experiencia hoy!"

Traducción: Angie Santos, Guayaquil, Ecuador

 

Más Fotos:


Zurück/Back: [Seitenanfang / Top] [letzte Seite / last page] [Homepage]

Last Update: 21.06.2001 17:11 Mail: Editor /Webmaster
© 2001 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved