Schönstatt - Begegnungen

 

ÜbersichtsseiteTable of ContentContenido

Una Corona Viviente – Dispersos alrededor del mundo, enviados con una misión

Encuentro de Clausura de la Reunión Internacional

(mkf) Un video clip tomado desde la torre de la Iglesia de la Adoración cuando aproximadamente 900 chicas se dispersaban en todas direcciones, desde el campo donde ellas habían formado una corona viviente el día anterior, daba el tono del encuentro de clausura y Liturgia de la Reunión Internacional. El Padre Beller, líder de la Juventud Femenina de Alemania y del Movimiento de Schoenstatt motivó a las participantes: "Mañana nosotros seremos una corona viviente, dispersada alrededor del mundo. ˇUstedes son enviadas con una misión!".

"Nosotras traemos la corona a nuestras vidas, por lo que ella va con nosotras a todas partes: a la escuela, a la universidad, al trabajo… ", resumieron algunas chicas de Ecuador durante la meditación de la mañana. "Nosotros la llevamos en nuestras carteras, en nuestras mochilas, en nuestros bolsos… Sin embargo, esto se debería siempre irradiar a través de nosotras y recordarnos, que debemos llevar su mensaje: En nosotros recorre nuestro tiempo, preparándolo para Cristo Jesús."

Una reflexión sobre experiencias comunes y personales y los frutos que se llevarían a sus hogares de la Reunión Internacional marcó el Encuentro de Clausura. Dos chicas de Chile transmitieron en el programa de la meditación personal, testimonios proporcionados por las participantes, y danzas rítmicas que expresaron lo que las palabras no pudieron hacer.

Aunque estaban tan cansadas, las chicas en el salón – pero con la presentación espontánea y llena de vida y las impresionantes danzas cortas, pronto vencieron el cansancio.

Llamadas a llevar Schoenstatt a todos los Corazones Juveniles del Mundo

Muchas chicas subieron al escenario para compartir sus experiencias personales en estos días. Beatriz de la Jara, Chile, compartió: "El día del encuentro con el Padre Kentenich fue el que más me impactó, lloré de alegría porque en este día tuve respuestas claras a muchas de mis preguntas. Yo comprendí que el Padre Kentenich es realmente mi padre." – Otra chica dijo que la hora en la Capilla de del Fundador fue especial para ella, y que ahora sabe que está acompañada siempre por el Padre Kentenich. Una chica de los Estados Unidos enfatizó sobre la alegría de ser llamadas a reflejar a María, y Elisabeth de Alemania dijo: "Lo más importante de estos días fue ciertamente a coronación – un momento muy especial y personal. Pero ahora tenemos mucho que hacer- ˇvamos!" – Yadira Oceguera de México irradiaba una genuina alegría, cuando ella compartió: "Yo creo que ayer fue el más importante para cada una de nosotras, porque despues de tanto tiempo preparamos y reunimos abundantes contribuciones al Capital de Gracias, hasta que finalmente dijimos ayer: Reina, nosotras queremos ser tu corona viviente, sé Reina de nuestros corazones. Fue un día especial ya que todas nosotras mostramos el gran amor a María – Nosotras la amamos en todos nuestros países – , y nosotras experimentamos la profunda unión con nuestro Padre y Fundador. Pero ahora somos responsables, cada una, de no olvidar lo que prometimos, sino de vivir en nuestra vida diaria el amor que nos unió aquí y que nos trajo cerca de Dios. ˇNosotras estamos llamadas a llevar Schoenstatt a todos los corazones juveniles del mundo!"

La Corona Robada – la Corona Viviente

Mientras chicas de Chile cantaron canciones de meditación y bailaron algunas danzas, cada chica tuvo tiempo de escribir sus experiencias personales. Las hojas de papel fueron reunidas y llevadas al altar durante la Santa Misa. Una Magnifica danza, llevada a cabo por chicas de

Chile, que describió la historia de la corona viviente – empezando con la alegría en la corona, después describiendo el impacto de la corona robada y también el fuerte impacto de este evento que creó nueva vida: ˇNo estén tristes, no se desanimen, nosotras somos la corona viviente! En la escena final, chicas bailaron con una exuberante alegría alrededor de un cuadro con la corona de la MTA, toda cubierta con huellas de las manos. " ˇReina Tres Veces Admirable, nosotras somos tu corona viviente!". Una vez más, el himno de la coronación internacional resonó: Tú eres mi madre, yo soy tu hija, tú eres mi Reina, y yo soy tu corona viviente…" Cada chica entonces recibió una foto con la corona de la RTA, y una pequeña botella con agua bendita del Santuario Original. Muchas de las chicas no saben si se volverán a reunir en este lugar que significa tanto para ellas.

Traducción: Gloria Castro, Ciudad de México, México

 



Zurück: [Seitenanfang] [letzte Seite] [Homepage]

Letzte Aktualisierung: 25.08.2000 16:07 Mail: Redaktion / Webmaster
© 2000 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved