Schönstatt - Begegnungen

 

ÜbersichtsseiteTable of ContentContenido

LA CARA DE LA ALIANZA DE AMOR

 

 

Thobeka George, Africa del Sur
  • ¿Donde comienza uno?
  • ¿Como puede expresar uno esta Alianza?
  • ¿Como puede uno expresar, algo que esta más allá del entendimiento humano?
  • ¿Por qué yo? ¿Por qué yo no?

Estas son las preguntas que yo me he preguntado a mi misma cuando escuché que tenía que escribir sobre mi Alianza de Amor con la Madre de Dios. ¿Por qué yo no? Yo creo que soy la mejor candidata, porque la Madre de Dios ha hecho mucho por mi. La llamo Madre, porque eso es lo que es para mi. , mi madre espiritual. Antes de hacer mi consagración yo sabía que me estaba comprometiendo en algo que es más allá del entendimiento humano. Algo profundo, algo maravilloso y que era el contrato (Alianza de Amor) entre mi Reina y yo. Ella me conoce más de lo que yo mismo me conozco. Una Madre sabe cuando su bebé esta a punto de lastimarse y los ayuda. Así es como mi Madre es conmigo.

Yo vivo mi Alianza de Amor pidiéndole a la Madre de Dios que me dé fuerzas. He descubierto que no hay mejor manera de empezar el día consagrándome y pedirle que me guía a travez del día. Sólo con entregarme a Ella, todo resulta a la perfección. No tengo ni siquiera que gritar para que Ella me escuche, todo lo que hago es susurrarle silenciosamente y Ella escucha mi llanto. Muchas veces Ella muestra su presencia antes de que yo empieze a llorar. Ella sabe cuanto estoy en problemas y me conforta.

En la vida uno crece y experimenta muchas cosas. Nosotros crecemos en un mundo donde tenemos muchas opciones. Hay tantas cosas que solo satisfacen el cuerpo y destruyen el alma. He estado en contacto con mucha juventud con pensares y de una moral distinta. En esta jornada mi Alianza de Amor con nuestra Señora ha abierto mis ojos para poder ver lo que está bien y lo que está mal. Me ha ayudado a conocerme más y a través de esto he podido aceptar a otros por quienes son y como son, y de igual manera verme a mi misma como un individuo con sus propios derechos y con mi propia conducta.

No es necesario tratar a las demás personas como me han tratado a mi

Me he dado cuenta que el estatus de una persona no es lo importante, pero si lo que es por dentro. La manera de tratar una persona a otra es lo que le dá color a la humanidad. La manera de como te acerques a una persona, es lo que te hace la persona que eres y eso les hace ser a ellos las personas que son.. Por ejemplo: En el trabajo conozco personas de distintas personalidades. Ellos pueden ser groseros conmigo, pero puede que esa no sea la manera de ser de ellos, puede que sea a causa de sus preocupaciones o estrés. La Alianza de Amor me ha educado a ser más paciente y no reaccionar de una manera molesta, es más, he podido calmar a esa persona también. Puedo reaccionar de esta manera porque sé que soy amada. En la Alianza de Amor, mi Madre me ha enseñado que no es necesario tratar a las demás personas como me han tratado a mi. Puedo comprender a otros y aceptarlos como son. En otras palabras las personas son lo que son por los demás y por como son tratadas. Esta es una prueba de humanidad. En Xhosa, en nuestra lengua natal decimos: "Utum ngumtu ngabantu". Este concepto de "Ubuntu" que significa ayudar y ver a los demás como hermanos y hermanas. Esto no significa necesariamente que debemos ayudarlos financieramente, pero si estar ahí como persona y no darles la espalda, reconociéndolos como seres humanos. Esto va mucho más allá que una ayuda financiera. Si alguien está de mal genio conmigo y yo reacciono de la misma manera, yo me convierto en menos de lo que soy y de igual manera ellos. Nadie gana nada, ambos perdemos el buen ejemplo y la confianza. Perdemos algo de nuestra humanidad.

La Alianza de amor es lo que me ayudó a ser más humana. Mi querida Madre me dá la fuerza y el corage de ser la persona que debo ser. Esto también induce mi familia o nación que están unidas en Alinaza de Amor bajo una Madre y esta Madre nos guía hacia el Padre.Esto no significa que soy una persona que se deja pisotear, pero si que soy pequeña ante Dios y ante su voluntad, que estaría en el fin de los tiempos, porque todos somos hijos de un solo Padre.

Ella me eligió a mí

Ahora sé que yo no elegí a nuestra Señora, Ella me eligió a mí. Si yo la hubiera elegido, la hubiera dejado hace mucho tiempo. Si yo la hubiera elegido, entonces hubiera sido mi fé, mi conocimiento, mis metas y mis anhelos lo que hubiera dejado y se que aunque en las cosas diarias las encuentro, no hubiera sido lo suficientemente fuerte. No, porque Ella me eligió, es en su fuerza y en su guía en la que yo me deposito.

He descubierto que la Alianza de Amor en realidad lleva a una persona a una vida buena. El mundo tiene su propio método de ver esta "vida buena" la cual no esta bien. Detrás de esta Alianza de Amor hay una cara, y esa es la cara de una Madre protectora. Por ejemplo: Durante mis años de estudio habían momentos en los cuales quería rendirme. No era la idea de tener una casa bonita la que me impulsó a atravesar esos momentos difíciles, pero sí la cara detrás de esa Alianza de Amor, esta cara de una Madre de Amor. Yo estudio y trabajo, pero estas son las cosas de este mundo. La cara de este mundo es impersonal e inestable, son las caras de las cosas que se llevan a cabo, o un año de Familia y luego el mundo sigue adelante. Yo no lo encuentro muy cómodo y de mucha ayuda. En la Alianza de Amor, me he dado cuenta que tengo una meta, la cual es llegar al Padre. Mi diploma o la casa bonita que yo quisiera tener algún día no me ayudarán a llegar al Padre, es como vivo mi vida y el proceso de obtener estas cosas.

A veces me siento muy débil para obtener mi meta, pero mi Madre me dá las fuerzas para seguir adelante y aunque yo no tenga fé en mi misma, lo que me hace seguir adelante es mi fé en la Madre de Dios. Nuestra Señora no sólo se convirtió en la Madre de Dios, Ella también tuvo que decir "Sí". Ella tuvo que pasar por cosas iguales que yo. Ella pudo decir Si a través de su confianza en Dios. Ella esta ahí para ser mi modelo y ayudarme a decir Sí. Su meta fué llegar al Padre y por eso yo la sigo con mi Alianza de Amor.

No importa donde me esconda, Ella siempre me encuentra y me enseña el camino. He descubierto que soy muy caprichosa pero sé que Ella siempre busca la manera de convertirme en humilde para acercarme a Ella. Necesito ser humilde para no pensar en que yo lo sé todo. Cuando tropiezo y caigo, entonces estoy más atenta a escuchar sus consejos y su ayuda. Me siento forzada a entregarme a Ella y no a mi misma. Su presencia es mi todo, mi vida en sus manos. Yo soy su instrumento. Un instrumento hace que la música sea maravillosa para el oído de su dueño. Yo siempre espero que mi risa le traiga alegría a sus oídos. Ella me ha ayudado a enterrar muchos frutos por más pequeños que sean y puede ser que si me entrego más me ayudará a enterrar mucho más para que la voluntad del Padre se realice. Me he dado cuenta que en la vida somos como soldados que van a la guerra que estamos peleando con la esperanza de llegar a casa. Muchos de los soldados fueron a la guerra sin amor, nadie por quién pelear, con nadie por quien regresar. Es muy difícil llevarlo cuando uno no ha encontrado el amor, no ha comprendido el amor, pero cuando uno encuentra el amor y tiene una meta por alcanzar, las cosas se vuelven más fáciles.

Estoy en una jornada y a través de mi fé en mi Madre, yo recibo las fuerzas para ponerme de pie cuando caigo y retrocedo. Cada minuto de cada hora Ella me dá la oportunidad de alcanzar mi meta. Ustedes me pueden decir ahora, que todo esto es muy lindo, pero ¿Cómo lo alcanzas? ¿Qué pasos tomaron?. Bueno, es difícil de explicarlo pero sé que al menos estoy hablando con personas que entienden de lo que se trata.

Invitándola a nuestras adtividades diaras

He descubierto también que esto no solo sucede con ponerse de rodillas y rezar en las mañanas y noches, hay algo más que eso. Es también invitándola a nuestras actividades diarias. Cuando momentos de lucha te paralizan solo basta con llamarla y ella estará contigo. Encuentro que Ella hace las cosas más fáciles, porque sabemos que no estamos solos y que creemos que Ella esta ahi y es parte de nosotros. Por ejemplo, la noche antes de mi examen final, me costaba acordarme de muchas cosas que había estudiado y me dije a mi misma que me calmara. Ví esta como una gran oportunidad para pedirle ayuda a mi Madre. Así que cerré mis libros y me fui a dormir. Para mi sorpresa, al día siguiente cuando esta ocupada escribiendo mi examen, en mi imaginación ví la imagen de la MTA en frente mio. Esto me trajo una sonrisa al rostro, me alegró mucho, porque estuvo ahí como Ella le había prometido a nuestro fundador que Ella iba a estar. Eso me calmó y nunca había terminado tan rápido como ese día.

Mi Madre es como mi brújula, que me dirije el camino que debo seguir a través de mi Alianza de Amor, la Madre de Dios me guía a la meta de mi vida, el Padre. Ella me ayuda a ser la mejor persona que yo pueda ser enseñándome el cariño, la cara del amor, su cara de Madre.



Zurück: [Seitenanfang] [letzte Seite] [Homepage]

Letzte Aktualisierung: 16.08.2000 16:23 Mail: Redaktion / Webmaster
© 2000 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved