Schönstatt - Begegnungen

Seguimos tus huellas

Encuentros con el Padre Kentenich en palabras, fotos, Testimonios y encuentros personales

ÜbersichtsseiteTable of ContentContenido
Begegnung mit Pater Kentenich: Mädchen aus Paraguay beim Tanz in der Aula der Anbetungskirche
Girls from Paraguay performing a dance - Father Kentenichs's mission
Nach dem Statement ein Lied für den Vater: Erika Alcala, Mexiko
A song for the Father - Erika Alcala, Mexico, and friend

Ihr seid meine lebendige Krone!
You are my living crown!

 

Bühnengestaltung - Pater Kentenich ist anwesend
Father Kentenich is present

Lebendige Krone - Persönliche Begegnung mit Pater Kentenich
Living crown - personal encounter with Father Kentenich

(mkf) El primer día del Encuentro Internacional de la Juventud Femenina consistió en tratar de acercarse a la persona y misión del Padre Kentenich - el Padre y Fundador del Movimiento Internacional de Schoenstatt, una persona que murió antes de que la mayoría de las participantes hubieran nacido. La posibilidad del encuentro con el Padre Kentenich fue ofrecida a través de escritos, fotos, videos, testimonios por la mañana y tiempo personal por la tarde.

Las chicas de Paraguay comenzaron las actividades del día con una meditación y una representación teatral, la cual fue seguida por un video de presentación preparado por las jóvenes de la Diócesis de Munster, Alemania. Distintos aspectos de la personalidad del Padre Kentenich fueron presentados a través del testimonio de personas que han tenido la suerte de conocerlo personalmente y que lo recuerdan como aquella persona que era capaz de conocer a cada uno con los que se encontró en su vida, de escucharlo, de preocuparse, de creer en él o ella. Una frase resumió la idea general": Qué mala suerte haber nacido tan tarde y no haber podido conocer!!!". Pero también se remarcó el hecho de que él sigue vivo en aquellos que asumen su misión y la llevan hacia el Nuevo Milenio.

Para mí- Un Padre, un Profeta, el primero que vivió Schoenstatt, un consejero cercano.

Quién es el Padre Kentenich para mí? Cuatro jóvenes - Erika Alcalá de México, María Eugenia de Argentina, Isabel Cardoso de Portugal y María Oliveras de Estados Unidos mostraron sus diferentes experiencias y cómo llegaron a conocer al Padre Kentenich y descubrir qué significa para ellas en su crecimiento en la Fe y el Amor.

Para Erika Alcalá de México, quién perdió a su papá cuando era muy chica, el Padre es sentido por ella como su "papá adoptivo". Espontáneamente y hermosamente contó cómo fue creciendo la relación con él: " El es responsable por mí como lo es un padre, quién cuida a sus hijos y que les da lo que estos necesitan. Algunas de esas cosas son difíciles. Yo trato de aceptar todo lo que viene de sus manos con alegría aunque sean cosas difíciles o desagradables. Uno debe probar una y otra vez hasta que se da cuenta que vienen de sus manos. Luego, finalmente, se tiene la certeza de que él cuidará por todo". Junto a otras chicas de México, Erika cantó una canción a su padre.

María Eugenia, Argentina, de 23 años, estudiante, habló sobre la Alianza con el Padre Fundador ( la Provincia de las Hermanas de Argentina fue la primera en el mundo en hacer una Alianza de Amor con el Padre, esa herencia la han asumido las jóvenes de la Juventud Femenina como parte central de su ideal nacional": HIJA DEL PADRE, FORJADORA DEL REINO"): " Mientras me preparaba para mi Alianza con el Padre, me iba fascinando más y más con su personalidad. Descubrí en él a un educador, un profeta, un instrumento de la Mater; alguien que fue consciente de su pequeñez y como instrumento se convirtió en el hombre de una gran misión, quién no tenía miedo porque estaba convencido de la victoriosidad de María. Así de profundo es mi amor por el Padre".

Isabel Cardoso de Portugal ve al Padre Kentenich como el primero " que vivió Schoenstatt y probó que sus ideales no eran sueños utópicos sino realizables". María Oliveras de Nueva York, Estados Unidos, de 24 años y maestra conoció por primera vez Schoenstatt y al Padre Kentenich cuando tenía 13 años e hizo una peregrinación a Schoenstatt con su mamá. La verdad es que no le impresionó mucho, pero, sin embargo: "Nunca olvidé Dachau". Más tarde la idea de la "Santidad de la Vida Diaria" le fascinó. Hoy en día el Padre Kentenich es para ella": un concejero cercano, que nunca deja de interceder por mí y que es un modelo de Paz en medio del caos. En particular he sentido su paternidad al visitar la habitación del padre en el Santuario de la Candelaria en Staten Island. Cada vez que entro a esa habitación, le pido al Padre cobijamiento o le presento a él mis preocupaciones. Luego abro la página de un libro que contiene algunas conferencias que dictó el Padre a parejas de Wisconsin. Aunque no siempre responde a mis preocupaciones, siempre aprendo algo nuevo. La vida del padre me enseña que en el mundo moderno se puede ser un cristiano auténtico."

Su visión vive

Aplausos de pié al finalizar la presentación sirvieron para hacer notar que el mensaje de estas chicas fue bien recibido.

Poco después, el Padre Beller habló sobre cómo ante cada situación cada una de nosotras debe llevar la persona y misión del Padre Kentenich al Tercer Milenio siendo Coronas Vivas. Chicas en alemán, inglés, español y portugués presentaron un resumen de lo que significaba: "Ustedes son mi corona!".

Por la tarde las chicas aprovecharon bien las alternativas que se les brindaron para poder conocer algo más del Padre Kentenich. En la casa "Padre Kentenich", pudieron ver un video que mostraba el último encuentro que tuvo el Padre con la Juventud Femenina. Y la personal vivencia de Maria Rebbe el día que murió el Padre: "Ya no tendré que esperar mucho tiempo por una cita".

El Padre Angel Strada (quién es el Postulador General en la causa por la Canonización del Padre Kentenich) y la Hermana M. Petra contaron sus experiencias con él. En la Capilla del Fundador las chicas pudieron encontrar un lugar de silencio para encuentros personales con él y para ecribirle cartas y mensajes. También pudieron sentarse en el banco que se encuentra en los jardines de la Casa de Formación, donde el Padre se sentaba a menudo. Y también tuvieron la posibilidad de visitar las habitaciones que el Padre ocupó desde 1965 hasta su muerte en 1968. Todo allí se encuentra como él lo dejó y por eso fue el mejor lugar para darle el SI de ser "Coronas Vivas", de ser "sus coronas".

Traducción: Maria E. Cruset, La Plata, Argentina



Zurück: [Seitenanfang] [letzte Seite] [Homepage]

Letzte Aktualisierung: 21.08.2000 15:14 Mail: Redaktion / Webmaster
© 2000 Schönstatt-Bewegung in Deutschland, PressOffice Schönstatt, hbre, All rights reserved